Podcasts de historia

El espía acusado Alger Hiss condenado por perjurio

El espía acusado Alger Hiss condenado por perjurio


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En la conclusión de uno de los juicios más espectaculares en Estados Unidos, fue declarado culpable de haber cometido perjurio en lo que respecta al testimonio sobre su presunta participación en una red de espías soviéticos antes y durante la Segunda Guerra Mundial. Hiss cumplió casi cuatro años en la cárcel, pero protestó firmemente por su inocencia durante y después de su encarcelamiento.

El caso contra Hiss comenzó en 1948, cuando Whittaker Chambers, un excomunista admitido y editor de Tiempo revista, testificó ante el Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara de Representantes y acusó a Hiss de ser comunista en las décadas de 1930 y 1940. Chambers también declaró que Hiss, durante su trabajo en el Departamento de Estado durante la década de 1930, le había pasado informes de alto secreto.

Hiss compareció ante HUAC y negó con vehemencia los cargos, afirmando que ni siquiera conocía a Chambers. Más tarde, después de confrontar a Chambers cara a cara, Hiss admitió que lo conocía, pero que Chambers había estado usando otro nombre en ese momento. En poco tiempo, Chambers produjo los famosos "Pumpkin Papers", copias de los documentos que, según él, le pasó Hiss durante la década de 1930. Fueron apodados los "Papeles de calabaza" porque Chambers los mantuvo escondidos en una calabaza en su huerto de calabazas.

Los cargos y contraacusaciones sobre las acusaciones de espionaje pronto llenaron el aire. Los defensores de Hiss, como el secretario de Estado Dean Acheson, declararon que los oponentes del presidente Truman estaban haciendo un cordero de sacrificio con Hiss. El propio Truman declaró que HUAC estaba utilizando "pistas falsas" para difamar a Hiss. Los críticos respondieron diciendo que Truman y Acheson estaban “mimando” a los comunistas, y que Hiss era solo la punta del iceberg: afirmaban que los comunistas habían penetrado los niveles más altos del gobierno estadounidense.

Finalmente, Hiss fue llevado a juicio. Debido a que el plazo de prescripción se había agotado, no fue juzgado por traición. En cambio, fue acusado de dos cargos de perjurio: por mentir acerca de pasar documentos del gobierno a Chambers y por negar haber visto a Chambers desde 1937. En 1949, el primer juicio por perjurio terminó en un jurado estancado. El segundo juicio terminó en enero de 1950 con un veredicto de culpabilidad por ambos cargos.

La batalla por el caso de Hiss continuó mucho después de que se dictó el veredicto de culpabilidad. Aunque muchos creían que Hiss era un funcionario muy difamado que se convirtió en víctima de la histeria anticomunista de finales de la década de 1940, otros sentían firmemente que era un agente comunista mentiroso. Hasta su muerte a la edad de 92 años el 15 de noviembre de 1996, Hiss nunca se desvió de su declaración de inocencia.


Alger Hiss

Definición y resumen de Alge r Hiss
Resumen y definición: Alger Hiss era un miembro muy destacado del gobierno federal que había asistido a la Conferencia de Yalta y se desempeñó como Secretario General en la reunión para discutir la formación de las Naciones Unidas (ONU). Fue acusado por un excomunista, escritor y editor Whitaker Chambers, de ser comunista antes de una audiencia muy pública de la HUAC (Comité de Actividades Antiamericanas). Posteriormente, Alger Hiss fue acusado de actuar como espía soviético en 1938 y las pruebas se presentaron en forma de documentos en microfilm denominados "Papeles de calabaza".

Richard Nixon, miembro del comité HUAC, realizó investigaciones en 1948, pero debido al límite de tiempo del Estatuto de Limitaciones, Hiss nunca fue juzgado como espía soviético, sino acusado de perjurio. Fue declarado culpable y condenado a cinco años de prisión. El caso atrajo una publicidad masiva y lanzó la carrera de Richard Nixon como un duro anticomunista, llevó al HUAC a la prominencia y condujo al ascenso del senador Joseph McCarthy, el macartismo y la caza de brujas comunista durante el Susto Rojo durante la Guerra Fría.

Alger Hiss testificando ante el HUAC

Alger Hiss
Harry Truman fue el 33º presidente estadounidense que ocupó el cargo desde el 12 de abril de 1945 hasta el 20 de enero de 1953. Uno de los eventos importantes durante su presidencia fueron los juicios de Alger Hiss.

Datos de Alger Hiss: Hoja de datos básicos
Datos rápidos y divertidos y preguntas frecuentes (FAQ) sobre Alge r Hiss.

¿Quién era Alger Hiss? Alger Hiss era un funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos que fue acusado de ser un espía soviético en 1948 y declarado culpable de perjurio en 1950 en relación con sus tratos con Whitaker Chambers, quien lo acusó de pertenecer a una red de espías comunistas.

¿Por qué era famoso Alger Hiss? Alger Hiss fue famoso por el alto perfil y la publicidad que atrajo su caso con sus elementos dramáticos, personajes convincentes, acusaciones de espionaje y traición y tantas ambigüedades e inconsistencias que dejaron en duda la cuestión de la culpabilidad o inocencia de Alger Hiss durante décadas.

Biografía de Alger Hiss Facts para niños
La siguiente hoja de datos y biografía contiene información, historia y hechos interesantes sobre Alger Hiss para niños.

Datos de Alger Hiss para niños

Datos de Alger Hiss - 1: Alger Hiss (11 de noviembre de 1904 - 15 de noviembre de 1996) fue un brillante estudiante de derecho de Harvard que se desempeñó como asistente legal del juez de la Corte Suprema Oliver Wendell Holmes.

Datos de Alger Hiss - 2: Su carrera avanzó y, a fines de la década de 1930, se había convertido en un funcionario clave en el Departamento de Estado de los Estados Unidos durante la administración del presidente Franklin D. Roosevelt.

Datos de Alger Hiss - 3: En 1939, Whitaker Chambers, un escritor y editor estadounidense y ex miembro del Partido Comunista de Estados Unidos, le dijo al subsecretario de Estado Adolf Berle que Alger Hiss era comunista.

Datos de Alger Hiss - 4: Whitaker Chambers había sido un miembro activo del Partido Comunista de EE. UU. Y un espía soviético hasta que renunció al comunismo y dejó la clandestinidad comunista en 1937 y se ocultó durante un año.

Datos de Alger Hiss - 5: Escondió varios rollos de documentos en microfilm que había reunido en una calabaza ahuecada en su granja de Maryland para evitar ser descubiertos. Chambers planeaba usar los documentos como un "salvavidas" para evitar que los soviéticos lo mataran o amenazaran a su familia.

Datos de Alger Hiss - 6: Whitaker Chambers se convirtió en editor senior de la revista Time y en un franco opositor al comunismo e informante del gobierno federal, J. Edgar Hoover y el FBI, accediendo a revelar lo que sabía bajo la condición de inmunidad judicial.

Datos de Alger Hiss - 7: En reuniones con el subsecretario de Estado, Adolf Berle Whitaker, Chambers nombró a dieciocho empleados gubernamentales actuales y anteriores como espías o simpatizantes comunistas. Uno de los nombres era el funcionario estatal de alto rango, Alger Hiss.

Datos de Alger Hiss - 8: Whitaker Chambers retuvo sus documentos de "salvavidas", más tarde conocidos como los "Papeles de calabaza" y Adolf Berle encontró que la información de Whitaker Chambers no estaba corroborada y no estaba clara. Berle notificó información a la Oficina Federal de Investigación de Cámaras en marzo de 1940 y el FBI abrió un expediente sobre Alger Hiss.

Datos de Alger Hiss - 9: La Segunda Guerra Mundial (1939-1945) había estallado y la URSS se había unido a los Aliados contra Alemania. El FBI no tomó ninguna medida inmediata contra Alger Hiss, considerando la amenaza potencial de los soviéticos como menor, en comparación con la amenaza de la Alemania nazi.

Datos de Alger Hiss - 10: Durante la Segunda Guerra Mundial, Alger Hiss había alcanzado tal prominencia en el gobierno que se había convertido en el Director de la Oficina de Asuntos Políticos y había asistido a la Conferencia de Yalta y se desempeñó como Secretario General en la reunión de San Francisco de 1945 para discutir la formación de las Naciones Unidas (ONU )

Datos de Alger Hiss - 11: La Segunda Guerra Mundial terminó con la victoria de los aliados y la derrota de Hitler y los nazis, pero surgió una nueva amenaza en los EE. UU. Con temores de la expansión del comunismo que condujo al segundo susto rojo y al comienzo de la guerra fría.

Datos de Alger Hiss - 12: En noviembre de 1945, el reverendo John Cronin, un sacerdote católico romano anticomunista, hizo circular un informe sobre los comunistas en el gobierno federal. La fuente de Cronin fue Whitaker Chambers. El informe nombra a Alger Hiss. (El informe se le entregó más tarde a Richard Nixon después de su elección a la Cámara de Representantes).

Datos de Alger Hiss - 13: El Programa de Revisión de Lealtad se estableció en 1946 que requería que los empleados del gobierno fueran examinados para erradicar la influencia comunista en el gobierno federal y comenzó la & quot; Caza de brujas comunista & quot.

Datos de Alger Hiss - 14: En 1947, el HUAC (Comité de Actividades Antiamericanas) tomó prominencia, investigando cualquier sospecha de subversión o propaganda comunista por parte de personas influyentes en la sociedad estadounidense.

Datos de Alger Hiss - 15: El 1 de febrero de 1947, Alger Hiss dejó el gobierno para convertirse en presidente de Carnegie Endowment for International Peace.

Datos de Alger Hiss - 16: Junio ​​de 1947 Agentes del FBI visitan a Hiss en su oficina. En la entrevista negó ser comunista y dijo que nunca conoció a nadie con el nombre de Whitaker Chambers.

Datos de Alger Hiss - 17: El 3 de agosto de 1948, Whitaker Chambers fue llamado ante el Comité de Actividades Antiamericanas (HUAC) de la Cámara de Representantes y testificó que Hiss era miembro de un grupo clandestino del Partido Comunista, pero en este momento no hizo ninguna acusación de espionaje.

Datos de Alger Hiss para niños

Biografía y hechos sobre Alger Hiss para niños
La siguiente hoja de datos y biografía continúa con información, historia y hechos interesantes sobre Alger Hiss para niños.

Datos de Alger Hiss para niños

Datos de Alger Hiss - 18: Muchos estadounidenses se vieron arrastrados por la ola de histeria anticomunista, que más tarde se denominaría macartismo, y se dividieron por el asunto Hiss-Chambers. El presidente Harry Truman, preocupado por la acusación de que el funcionario gubernamental de alto rango que había presidido la Conferencia de la ONU era comunista, calificó el caso de "arenque".

Datos de Alger Hiss - 19: El 3 de agosto de 1948, Alger Hiss testificó ante el HUAC negando los cargos y solicitando reunirse con su acusador. El HUAC quería abandonar el caso, pero el ambicioso Richard Nixon, un miembro del comité del HUAC, convenció a los otros miembros de que podía presentar pruebas que mostraran que Hiss había mentido y que conocía a Chambers. Nixon se dio cuenta de que la publicidad que rodeaba el caso lo establecería como un duro anticomunista.

Datos de Alger Hiss - 20: Richard Nixon fue puesto a cargo de un subcomité para interrogar en privado a Chambers sobre Alger Hiss. En un evento muy publicitado, Chambers llevó a Richard Nixon a su granja de Maryland, donde el microfilm "preservador de vida" de documentos confidenciales estaba escondido en la calabaza hueca. Acusó a Alger Hiss de entregarle documentos confidenciales del Departamento de Estado en 1938 para que los entregara a los soviéticos y afirmó que el microfilm "Papeles de calabaza" se había preparado con la propia máquina de escribir de Hiss.

Datos de Alger Hiss - 21: Los & quot; Papeles de calabaza & quot; fueron presentados al HUAC y Richard Nixon interrogó a Hiss, quien negó con vehemencia las acusaciones. El 25 de agosto de 1948, Hiss y Chambers se enfrentaron en la dramática audiencia televisada del HUAC. Fue la primera audiencia del Congreso televisada.

Datos de Alger Hiss - 22: El 27 de agosto de 1948, Whitaker Chambers habló, sin protección del Congreso, en un programa nacional de asuntos públicos en la radio NBC llamado 'Meet the Press' y repitió su acusación de que Alger Hiss era comunista.

Datos de Alger Hiss - 23: El 28 de septiembre de 1948, Alger Hiss presentó una demanda por difamación por 75.000 dólares contra Chambers alegando que su acusación, realizada en 'Meet the Press', de que era comunista era falsa.

Datos de Alger Hiss - 24: El caso fue remitido al gran jurado que celebró audiencias en diciembre de 1948. Hiss no pudo ser juzgado por cargos de espionaje porque las pruebas para supuestamente pasar documentos a los soviéticos en 1938 habían ocurrido hace más de 10 años, y el Estatuto de Limitaciones para El espionaje fue de 5 años. En cambio, fue juzgado por perjurio (mentir bajo juramento).

Datos de Alger Hiss - 25: El gran jurado devolvió una acusación de perjurio de dos cargos acusando que había mentido acerca de dar a Whitaker Chambers los documentos oficiales en 1938, y su afirmación de que ni siquiera había visto a Chambers después del 1 de enero de 1937.

Datos de Alger Hiss - 26: El primer juicio por perjurio, en junio de 1949, terminó con el jurado estancado ocho a cuatro para la condena y se volvió a juzgar en enero de 1950.

Datos de Alger Hiss - 27: Alger Hiss fue declarado culpable en el segundo juicio por ambos cargos de perjurio y fue sentenciado a cinco años de prisión.

Datos de Alger Hiss - 28: Apeló su condena, pero perdió y cumplió 44 meses en la Penitenciaría Federal de Lewisburg y fue liberado en 1954. Su carrera en derecho y servicio público se arruinó.

Datos de Alger Hiss - 29: Incluso después de su condena, el caso estaba lejos de terminar, ya que los estadounidenses debatieron si Alger Hiss había sido un espía o si Whitaker Chambers había mentido.

Datos de Alger Hiss - 30: El caso lanzó la carrera de Richard Nixon y encendió la histeria anticomunista de la Guerra Fría que llevó al ascenso al poder del senador Joseph McCarthy.

Datos de Alger Hiss para niños

Alger Hiss - Video del presidente Harry Truman
El artículo sobre Alger Hiss proporciona hechos detallados y un resumen de uno de los acontecimientos importantes durante su mandato presidencial. El siguiente video de Harry Truman le brindará datos y fechas importantes adicionales sobre los eventos políticos vividos por el 33 ° presidente estadounidense, cuya presidencia abarcó desde el 12 de abril de 1945 hasta el 20 de enero de 1953.

Cámaras de Alger Hiss y Whitaker

Historia de la Guerra Fría - Hechos - Evento importante - Alger - Definición - Estadounidense - Richard Nixon - HUAC - Whitaker Chambers - EE. UU. - EE. UU. - Alger - América - Fechas - Estados Unidos - Niños - Niños - Macartismo - Escuelas - Tareas - Importantes - Hechos - Temas - Clave - Richard Nixon - HUAC - Whitaker Chambers - McCarthyism - Main - Major - Events - History - McCarthyism - Interesting - Alger - Info - Information - Richard Nixon - HUAC - Whitaker Chambers - American History - McCarthyism - Hechos - Histórico - Major Eventos


Vida temprana y carrera

Alger Hiss nació el 11 de noviembre de 1904 en Baltimore en una familia de clase media. Un estudiante brillante, recibió una beca para la Universidad Johns Hopkins. Después de graduarse, recibió otra beca para asistir a la Facultad de Derecho de Harvard.

Después de graduarse de la facultad de derecho, Hiss recibió una prestigiosa pasantía con el juez de la Corte Suprema Oliver Wendell Holmes, Jr. Luego se incorporó a bufetes de abogados en Boston y más tarde en la ciudad de Nueva York.

Cuando Franklin D. Roosevelt fue elegido presidente, Hiss, que se había vuelto hacia la izquierda en la política, aceptó una oferta para unirse al gobierno federal. Trabajó para varias agencias del New Deal antes de unirse al Departamento de Justicia y finalmente al Departamento de Estado.

Dentro del Departamento de Estado durante la Segunda Guerra Mundial, Hiss estuvo profundamente involucrado en la planificación de un mundo de posguerra. Se desempeñó como secretario ejecutivo de la conferencia de San Francisco de 1945, donde se redactó la carta constitutiva de las Naciones Unidas. Hiss permaneció en el Departamento de Estado hasta principios de 1947, cuando se fue para convertirse en presidente de una prestigiosa organización de política exterior, Carnegie Endowment for International Peace.


La condena de Alger Hiss destacó la subversión comunista del gobernador de los EE. UU. & # 8217t

La Unión Soviética desde sus primeros días describió a Estados Unidos como el "enemigo dominante". La penetración del gobierno y la sociedad estadounidenses era un objetivo natural de los soviéticos, y el estado totalitario recurriría a cualquier mentira para lograr ese objetivo. El engaño y el poder siempre han sido el corazón del marxismo. Por ejemplo, escribió Lenin, "El concepto científico, dictadura, significa ni más ni menos que poder que se basa directamente en la violencia, que no está limitado por ninguna ley ni restringido por ninguna regla absoluta".

Alger Hiss, abogado y funcionario del Departamento de Estado directamente involucrado en el establecimiento de las Naciones Unidas, fue acusado en 1948 de ser un espía soviético. Testigos declararon en su testimonio ante el Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara de Representantes que Hiss había sido comunista mientras era empleado del gobierno de los Estados Unidos. Fue declarado culpable de perjurio relacionado con este cargo en 1950.

Pero mucho antes de que los estadounidenses supieran que Hiss era un espía comunista en el gobierno de Estados Unidos, los excomunistas de Estados Unidos intentaban advertir a sus compatriotas del grave peligro al que se enfrentaban. Benjamin Gitlow, un conocido político socialista de principios del siglo pasado, fue miembro fundador del Partido Comunista de Estados Unidos. De hecho, cumplió una pena de prisión por defender el derrocamiento del gobierno de Estados Unidos. Gitlow finalmente se desilusionó del comunismo y se convirtió en un poderoso anticomunista, testificando ante los comités del Congreso sobre el alcance de la penetración soviética en el gobierno de los Estados Unidos.

Louis Budenz, quien alguna vez fue editor del periódico Communist Party USA & # 8217s El trabajador diario durante la Segunda Guerra Mundial, más tarde renunció al comunismo y se convirtió en un fuerte anticomunista. Describió las maquinaciones internas del comunismo estadounidense en su libro de 1947, Esta es mi historia.

Max Eastman, una vez un notable comunista estadounidense, escribió en 1943 en Reader & rsquos Digest que "Debemos enfrentarnos a los hechos sobre Rusia". Esta clara advertencia de que los soviéticos eran nuestros enemigos se publicó mientras muchos estadounidenses engañados todavía estaban convencidos de que el asesino Josef Stalin era un "tío Joe" benigno.

Los comunistas desilusionados fuera de América también estaban informando al mundo libre de la influencia comunista. Arthur Koestler, en su libro de 1941, Escoria de la tierra, así como su magistral Oscuridad al mediodía, sonó la advertencia. Victor Kravchenko & # 8217s dos historias personales de los males de la Unión Soviética y mdash Elegí la libertad y el mas tarde Yo escogí la justicia & mdash fueron éxitos de ventas antes de que el Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara de Representantes y las audiencias del Senado del Senador Joseph McCarthy & rsquos revelaran la profundidad de la penetración soviética en Estados Unidos.

El presidente Truman había recibido información creíble mucho antes de la condena por perjurio de Alger Hiss de que su administración estaba plagada de agentes soviéticos. Ya en 1945, J. Edgar Hoover advirtió al presidente que Harry Dexter White, un alto funcionario del Departamento del Tesoro, era un agente soviético. Las notas de Wikipedia y la cantidad de fuentes, incluidos el FBI y los archivos soviéticos, indicaron que pasó información secreta del estado a la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial ''.

Alger Hiss era el jefe del Departamento de Estado y la Oficina de Asuntos Políticos Especiales de la rsquos, y Harry Dexter White era el Subsecretario del Tesoro. La administración de FDR & rsquos estaba tan infiltrada con agentes soviéticos que Duncan Lee, el asistente personal del jefe de OSS, Bill Donovan, era un agente soviético. Siguiendo las instrucciones personales de FDR & rsquos, se ordenó que se devolviera a la embajada soviética la pequeña información que obtuvo el OSS (un libro de códigos de la NKVD). Había varios cientos de agentes soviéticos dentro del gobierno estadounidense y, sin embargo, ni un solo agente de la OSS en Moscú.

El 21 de enero de 1950, Alger Hiss fue condenado por dos cargos de perjurio. Quienes deseaban defenderlo se enfrentaron no solo a la condena, sino también al hecho de que Hiss no pudo montar una defensa exitosa y limpiar su nombre, a pesar del extraordinario apoyo de los expertos de Washington y del hecho de que el propio Hiss era un abogado bien calificado. En 1971, Hiss permitió que un liberal que creía que no era culpable de los cargos, Allen Weinstein, examinara sus registros personales para escribir un libro que estableciera su inocencia. En cambio, este comprensivo autor concluyó que Alger Hiss era absolutamente culpable de los cargos. Hasta el día de su muerte, Hiss mantuvo su inocencia.

Sin embargo, el retrato presentado en los medios de comunicación establecidos y en la academia no es de un Estados Unidos que tuvo muchos traidores dispuestos que se pusieron del lado de su patria a favor de un régimen que creó el Gulag y se alió con Adolph Hitler. Pero a pesar de esto, Alger Hiss el 21 de enero de 2012 sigue siendo tan culpable como lo era hace 62 años. Lamentablemente, a menudo se burlan y difaman póstumamente a patriotas valientes como Whitaker Chambers, el senador Joseph McCarthy y J. Edgar Hoover por sus esfuerzos por mantenernos libres.

Foto de Alger Hiss en la Penitenciaría Federal de Lewisburg: Oficina Federal de Prisiones


OTD en la historia ... 3 de agosto de 1948, Whittaker Chambers acusa a Alger Hiss de ser comunista

En este día histórico, el 3 de agosto de 1948, el ex comunista convertido en informante del FBI Whittaker Chambers acusa al ex funcionario del Departamento de Estado Alger Hiss de haber sido comunista en su testimonio frente al Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara (HUAC) y luego al congresista Richard M. Nixon. Aunque Hiss sería condenado por perjurio dos años después, pelearía el resto de su vida contra la acusación. Después de la caída de la Unión Soviética, los historiadores pudieron acceder a archivos y documentos y concluyeron que Hiss probablemente era un espía comunista.

En ese momento, sin embargo, la acusación de Chambers-Hiss fue una de las más notorias de la cruzada anticomunista del HUAC. Las investigaciones del FBI, el director J. Edgar Hoover, el HUAC y más tarde el senador Joseph McCarthy llegaron a la lista negra y las condenas de muchos supuestos comunistas en la política y la industria del entretenimiento equivalieron entonces a una caza de brujas. El congresista de primer año Nixon se haría un nombre en HUAC y su búsqueda de caza roja de Hiss, para 1952, estaría en la lista republicana como candidato a vicepresidente.

En 1948, Communist Chambers rehabilitado era editor de la revista TIME, pero en la década de 1930 había sido miembro del Partido Comunista, sin embargo, con el inicio de las investigaciones de la Cámara de Representantes sobre los comunistas a fines de la década de 1930, Chambers abandonó el Partido Comunista y se convirtió en informante comunista. Con las investigaciones del HUAC a fines de la década de 1940, Chambers, como informante, fue llamado como testigo después de acusar a Hiss de ser comunista.

Hiss era un demócrata del New Deal, que trabajó en el Departamento de Justicia en la administración de Franklin D. Roosevelt, luego en el equipo legal de la Administración de Ajuste Agrícola (AAA), un investigador y asistente legal del Comité Nye. En 1936, hiss se trasladó al Departamento de Estado, primero como asistente del subsecretario de Estado Francis B. Sayre, luego "asistente de Stanley Hornbeck, asesor especial de Cordell Hull en asuntos del Lejano Oriente". En 1944, Hiss se desempeñó como Director de la Oficina de Asuntos Políticos Especiales sobre planes de posguerra y organizaciones intencionales y asistió a las tres grandes conferencias de Yalta y Potsdam. En 1946, Hiss dejó el gobierno para ocupar el cargo de presidente de Carnegie Endowment for International Peace.

En un editorial de TIME, Chambers acusó a Hiss de haber pertenecido a él en "una organización clandestina del Partido Comunista de los Estados Unidos", el "grupo Ware", dirigido por el agricultor Harold Ware, que quería hacer un levantamiento agrícola en la industria del algodón. . Chambers afirmó: “El propósito de este grupo en ese momento no era principalmente el espionaje. Su propósito original fue la infiltración comunista del gobierno estadounidense. Pero el espionaje fue sin duda uno de sus objetivos finales ". Las cámaras acusaron a ocho miembros en total. Al hablar de espionaje, el único crimen ilegal que Chambers aseguró que fuera relevante para HUAC, que estaba tratando de demostrar que las administraciones demócratas de Roosevelt y luego Harry Truman eran suaves con los comunistas.

Hiss estuvo en el radar desde 1939, cuando comenzaron a circular las acusaciones en su contra. Nixon recibió información de la ex Agencia Central de Inteligencia, el director de la CIA Allen Dulles y el sacerdote católico John Francis Cronin que implicaban a Hiss. Cronin fue el autor de "El problema del comunismo estadounidense en 1945", donde declaró: "En el Departamento de Estado, el comunista más influyente ha sido Alger Hiss". Nixon se propuso como misión perseguir a Hiss, y la Cámara nombró a Nixon como presidente del subcomité de HUAC responsable de investigar a Hiss, y apareció de manera prominente en el interrogatorio de Chambers el 3 de agosto y luego en Hiss el 5 de agosto y durante los testimonios de su subcomité.

El 3 de agosto, Chambers dio su testimonio en la Cannon Caucus Room frente al HUAC y nombró a Hiss comunista. Tanto Chambers como Hiss alegaron que el otro estaba mintiendo, dijo el presidente del comité J. Parnell Thomas de Nueva Jersey, "ciertamente uno de ustedes será juzgado por perjurio". Solo después de que Chambers declaró en Meet the Press que Hiss era comunista y Hiss presentó una demanda por difamación, Chambers también acusó a Hiss de ser un espía.

El 17 de noviembre de 1948, Chambers presentó pruebas, volvió a mecanografiar los documentos del Departamento de Estado del "arresto y desaparición en noviembre y diciembre de 1937 en Moscú de un hombre nacido en Letonia y su esposa, ciudadana estadounidense". Los documentos databan en su mayoría de 1938 e incluían notas escritas a mano. por Hiss. Chambers afirmó que Hiss quería que los enviaran a los soviéticos. Los documentos se conocieron como los Papeles de Baltimore. Además, el 2 de diciembre de 1948, Chambers llevó a los investigadores a su granja de Maryland y "copias microfilmadas de documentos clasificados del Departamento de Estado" de 1938 en una calabaza ahuecada. Colectivamente, HUAC se refirió a todos los documentos como los "Papeles Calabaza", eran evidencia suficiente para acusar a Hiss de perjurio. Después de dos juicios, el primero con un jurado indeciso, Hiss fue declarado culpable de dos cargos de perjurio en enero de 1950, sentenciado a cinco años simultáneos, Hiss solo cumplió 44 meses de prisión.

El historiador Tim Weiner, en su libro Enemies: A History of the FBI, sostiene que el punto de inflexión fue cuando Chambers elevó su acusación de comunista a espía comunista. Weiner señala: “Este fue un punto crucial. La infiltración y la influencia política invisible eran inmorales, pero podría decirse que no eran ilegales. El espionaje era una traición, tradicionalmente castigada con la muerte. La distinción no pasó desapercibida para el miembro más inteligente de HUAC, el congresista Richard Nixon…. Había estado estudiando los archivos del FBI durante cinco meses, cortesía de J. Edgar Hoover. Nixon lanzó su carrera política en la persecución de Hiss y los supuestos comunistas secretos del New Deal ".

Nixon pudo hacerse un nombre público como combatiente del comunismo, lo convirtió en el compañero de fórmula de Dwight D. Eisenhower en 1952 y luego en vicepresidente, en 1960 para la nominación presidencial republicana y finalmente en 1968 para ganar la presidencia. La condena de Hiss ayudó a impulsar las investigaciones anticomunistas en el gobierno. Apenas dos semanas después, el 9 de febrero, el senador Joseph McCarthy pronunció su Wheeling Speech. McCarthy afirmó: “El Departamento de Estado está infestado de comunistas. Tengo aquí en mi mano una lista de 205, una lista de nombres que se dieron a conocer al Secretario de Estado como miembros del Partido Comunista y que, sin embargo, todavía están trabajando y dando forma a la política en el Departamento de Estado ". El discurso catapultó a McCarthy a encabezar una investigación del Senado sobre la infiltración de comunistas en el gobierno que condujo a su reinado de terror del macartismo a principios de la década de 1950. En 1954, el Senado censuró a McCarthy y la histeria comunista finalmente se calmó.

Summers, Anthony y Robbyn Swan. La arrogancia del poder: el mundo secreto de Richard Nixon. Nueva York: Penguin, 2001.

Tanenhaus, Sam. Whittaker Chambers: una biografía. Nueva York: Random House, 1997.

Weiner, Tim. Enemigos: una historia del FBI. Nueva York: Random House, 2012.


El espía acusado Alger Hiss condenado por perjurio - HISTORIA

Alger Hiss nació en Baltimore y asistió a la Universidad Johns Hopkins y a la Facultad de Derecho de Harvard. Hiss, uno de los estudiantes de derecho más brillantes de su clase en Harvard, fue elegido después de graduarse para servir como asistente legal del juez de la Corte Suprema Oliver Wendell Holmes. Continuó trabajando en la administración de Roosevelt.

A fines de la década de 1930, Hiss fue un funcionario clave del Departamento de Estado durante los años de formación de las Naciones Unidas. Finalmente se desempeñó como Secretario General en la reunión de San Francisco de 1945 en la que se fundó la ONU. En 1939, sin embargo, Whitaker Chambers, un ex miembro del Partido Comunista de Estados Unidos, le dijo al subsecretario de Estado Adolf Berle que Hiss era comunista. Berle, bajo la dirección de Hiss, se burló de la acusación. Pronto, sin embargo, llegó información similar de fuentes de inteligencia francesas. Además, Igor Gouzenko, un desertor soviético, acusó a un individuo del Departamento de Estado de ser un espía soviético, y el FBI comenzó a apuntar en secreto a Hiss como sospechoso.

Hiss dejó el Departamento de Estado para convertirse, en 1947, en presidente de Carnegie Endowment for International Peace. Un año después de la salida de Hiss del Departamento de Estado, Chambers, editor senior de Tiempo revista, le dijo al Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara de Representantes que Hiss había sido un compañero comunista en la década de 1930 y le había entregado documentos del Departamento de Estado que pasó a un funcionario soviético. La revelación de Chambers siguió al testimonio de Elizabeth Bentley, una agente soviética admitida, quien le dijo al comité que había pasado documentos de un funcionario gubernamental anónimo de alto rango a los soviéticos.

Negando los cargos, Hiss demandó a Chambers por difamación. Para contrarrestar las acusaciones de Hiss, Chambers produjo memorandos escritos a mano y resúmenes mecanografiados de documentos del Departamento de Estado. Una máquina de escribir Woodstock se presentó como prueba. Los expertos declararon que Hiss había mecanografiado tanto los resúmenes como la correspondencia personal en la máquina de escribir. Hiss y los expertos de su lado argumentaron que la máquina de escribir había sido manipulada para producir los resultados probatorios deseados.

Chambers se había abstenido de producir varias tiras de película de 35 mm y tres rollos sin revelar. La existencia de esta evidencia adicional finalmente llegó al Comité de Actividades Antiamericanas, lo que llevó al entonces Representante de los Estados Unidos, Richard Nixon, a emitir una citación para los materiales. Con una citación, Chambers guió a los investigadores del Congreso a un huerto de calabazas en su granja en Maryland. Escondido en una calabaza ahuecada estaba lo que más tarde se conoció como los "papeles de calabaza" y varias impresiones de documentos del Departamento de Estado de la década de 1930.

Los papeles de calabaza fueron presentados contra Hiss en un juicio por perjurio, en el que fue acusado de mentir sobre haber pasado documentos del Departamento de Estado a Chambers. Hiss fue declarado culpable y sentenciado a dos años de prisión, aunque negó con vehemencia los cargos durante toda su vida.

En 1996, poco después de la muerte de Hiss, se desclasificó una colección de descifrados de Venona. Uno de los mensajes, fechado el 30 de marzo de 1945, se refiere a un estadounidense con el nombre en clave de Ales. Según el mensaje, Ales era un agente soviético que trabajaba en el Departamento de Estado, que acompañó al presidente Roosevelt a la Conferencia de Yalta de 1945 y luego voló a Moscú, lo que hizo Hiss. El mensaje continúa para indicar que Ales se reunió con Andrei Vyshinsky, el comisario de Asuntos Exteriores, y fue elogiado por su ayuda a los soviéticos. Los analistas de la Agencia de Seguridad Nacional han afirmado oficialmente que Ales solo podría haber sido Alger Hiss.


Alger Hiss en las noticias otra vez

La primera vez que escuché la historia de un miembro respetado del establecimiento liberal acusado de espionaje y condenado por perjurio, tuve que preguntarme. ¿Cuál fue la verdadera historia? ¿Era realmente culpable, como afirmaron sus detractores, o era realmente inocente, como él y su familia han afirmado mucho después de su muerte?

I wrote an article about the Hiss case which is a bit long, so I won't rerun it in full here - but it details my investigation and why I came to believe Hiss was innocent. (Read it here.)

History is nothing without context. So here's the backdrop of the Hiss case.

WWII had only ended three years earlier at the time Hiss was originally hauled before the House Committee on Un-American Activities (HUAC) to explain the accusation of spying made by Whittaker Chambers, a confessed Communist spy himself. As I wrote in the referenced article:

Hiss had been told by the FBI of the spying allegation the year before, in 1947. The FBI was convinced that Hiss was telling the truth, and let the matter drop. But when the issue surfaced again via HUAC, Hiss fired off a telegram to the committee which would be used, unfairly, as it turns out, to convict Hiss of perjury:

Hiss was actually telling the truth, but it would take longer than his perjury conviction for all the facts on that count to surface. As I wrote earlier:

Two weeks into the brouhaha, when Hiss was finally able to see Chambers in person, he realized he had, indeed, know Chambers, but only under the name George Crosley. But he was still convicted of perjury for having stated that he didn't know him.

I hate to see any man convincted of anything based on false evidence. Pero que De Verdad got my interest in the case going were these few tidbits of information:

  1. Nixon teamed up with the soon-to-be-CIA-head Allen Dulles and his brother John Foster Dulles to discuss how to handle Chambers' accusations.
  2. At the same time, Allen and John Foster were supporting Dewey's campaign against Truman.
  3. In addition, the newly formed CIA was already at war with the State Department and press accounts mentioned there was "open name-calling" between them.

Piecing those items together, I had a sudden epiphany. The Hiss case was being used as a proxy to justify a broadening of the nascent Cold War. If there were Communists at home and abroad, none of us were safe, and we needed the CIA more than ever, etc. etc. Just as today we are told that we have to give up our liberties to protect us from Terrorism, people in the fifties were told to give up their rights, to inform on their neighbors in the war on Communism. Hiss was the original WMD, used to justify the takeover of foreign policy by the Dulles brothers, aided and abetted by Nixon and other right-wingers who wanted to see Truman removed from office.

No evidence ever surfaced, despite press hoopla re the "pumpkin papers" and other such nonsense, to prove Hiss's guilt. None, say some, until the release of the Venona files.

The Venona files are transcripts of Russian cables translated by experts at the CIA in conjunction with the NSA (who intercepted the cables). They are often cited by those who claim Hiss's guilt is proven. But have a look for yourself. Note that the best the CIA/NSA could say is that ALES was "probably" Alger Hiss. How'd you like to be convicted of treason based on such a flimsy identification?

All of this brings me to a news story that surfaced yesterday. At a day-long symposium in New York City, author Kai Bird, a respected establishment authority, said the ALES referenced in the Venona document was not Alger Hiss, but in fact another U.S. Official named Wilder Foote. According to Richard Pyle's AP account:

Bird said he and co-researcher Svetlana A. Chervonnaya had identified nine possible suspects among U.S. State Department officials present at the U.S.-Soviet Yalta conference in 1945. A process of elimination based on their subsequent travels to Moscow and Mexico City excluded eight of them, including Hiss, he said.

``It left only one man standing: Wilder Foote,'' Bird said.

. In a telephone interview, Bird said that more research would be required to prove that Foote was Ales but that ``he fits the itinerary in every way, and Hiss simply does not.''

I continue to believe that Hiss was innocent, but that sadly, it appears one's political loyalties often supercedes the facts in this case. Right-wingers and CIA-supporting liberals continue to dismiss all the evidence that shows Hiss was not a spy and continue to cite long disproven evidence that he was.

I doubt we'll ever see the major media take a strong stance on the Hiss case one way or another. Hiss is now a victim of an incomplete and inaccurate history, where evidence is not respected as much as mass opinion. I'm sorry - I don't believe in Mob rule for politics or for history. The majority decision does not determine truth. The truth is the truth, whether a majority believes it or not.

For a really in-depth, detailed and objective examination of the evidence, please visit this amazing and comprehensive New York University site, The Alger Hiss Story. You'll find original documents, videos, explanations, and various "proofs" examined, including the "Gorsky list" which supposedly proved Hiss's guilt, but which, under examination, again proves nothing of the sort.

posted by Real History Lisa at 12:53 PM - Permanent Link -

5 Comments:

Hi Lisa,
Thanks for the update on this outrageous travesty of justice. In 1979 I saw a film, (more of a documentary), called "The Trial of Alger Hiss" that totally convinced me he was framed.

It struck me then that it was not just poitical with Nixon but personal. Hiss, like JFK was handsome and Ivy League. Two things Tricky was not and his jealousy was palpable.

I checked on google to see if this film is still available and found one copy for $80.00. Too bad someone has not re-released it.

If memory serves me I think Hiss was finally vindicated and even reinstated to the bar in his later years. Of course way too little and way too late.

I always thought Nixon would go down in history as the worst president ever but Bush has him beat by a mile.

Incidently I thought Stone's film "Nixon" was excellent. Almost as good as JFK.

I wish Stone would make a film on the RFK case.

Wow - I wonder if that film is on Netflix? I'll have to look for it. Or maybe it can be found in a library. Something should be done to make films like that more readily available, darn it!

That's interesting re the personal angle. Nixon sure did seem obsessed with those blessed with more natural gifts than himself.

Re a film on the RFK case, don't we ALL wish he'd make that. I fear he's been burned too much from the JFK experience to return to something that daring again. But I hope I'm wrong on that count!

What a wonderful gift your site is and what gifted writer you are. I think it was about two years ago I went to the video store, and for some reason I was compelled to pick up the JFK video which I hadn't seen in at least a decade. Also, when I had seen the movie ten years ago, I was essentially unconcious as to the true magnitude and heart breaking significance of that event. I was not born at the time when JFK was murdered and, I honestly dont know if it is because I am from Dallas but perhaps it was an event too painful for those like my parents to ever delve into with me. No sé.
After watching JFK two years ago, I proceeded to watch it another time, and not too long after that, another time. Each time I became angrier and sadder simontaneously.
I was already awake so to speak, due to the 2000 Coup of our presidency, and yet, those viewings of JFK two years ago sent me to another level of awareness and awakening. You and your wonderful site have propelled me, as Im sure so many others, into knowing more and trying to inspire awakenings in others as well.
Thanks so much again for all you are doing to awaken people to inquire, ask and speak out. It is so appreciated.

Thanks so much, Connie. As the great UN Secretary Dag Hammarskjold once wrote:

Tired and lonely
So tired the heart aches.
Melt water trickels down the rocks.
The fingers are numb, the knees tremble.
It is now.
Now that you must not give in.
On the path of others are resting places,
Places in the sun where they can meet.
But this is your path.
And it is now,
Now that you must not fail.
Weep if you can.
Weep, but do not complain.
The way chose you
And you must be thankful.

This is not a path I would have thought to choose. But I feel strongly the path chose me, and while there have been many tears, I do try hard to be grateful for that.

We're neighbors, btw. I'm in Los Angeles.

Don't you wish you could edit your comments?? That should have read "trickles" - I copied it from someone else's page and didn't think to check the spelling first!


Alger Hiss convicted of lying under oath, Jan. 21, 1950

On this day in 1950, after a trial that had garnered national attention, a federal jury found Alger Hiss, a former top-level State Department official, guilty on two counts of perjury — for lying under oath about having passed top secret government documents to Whittaker Chambers, a self-confessed former communist and an editor at Time magazine, and for denying that he had seen Chambers since 1937.

The issues at the trial were overshadowed by a cleavage in the nation’s political culture between those who raised fears of domestic communist subversion and those, such as President Harry S. Truman, who saw the anti-communist crusade as a “red herring.” In defending Hiss, Secretary of State Dean Acheson described him as a victim of Cold War hysteria.

Hiss served nearly four years in prison — and maintained his innocence unwaveringly until his death in 1996, at age 92. However, access to KGB intelligence files after the collapse of the Soviet Union strongly pointed to his guilt.

Hiss’ first trial for lying under oath in 1949 had ended in a deadlocked jury. Since the statute of limitations had run out, the government could not try him for treason for allegedly spying for Moscow before and during World War II. This is the charge that Chambers had issued in 1948 in his testimony before the Republican-led House Un-American Activities Committee.

When Hiss appeared before the committee, he denied all the charges and said he did not know Chambers. After the two men met later, however, Hiss admitted he knew him, but that Chambers had used a different name during their acquaintance.

Trump tweets 40 times on Day 30 of shutdown

An unclassified CIA report on the notorious case found that “on the surface, Hiss was an unlikely communist. Born in 1904, he graduated from Johns Hopkins and Harvard Law School and served as a clerk to [U.S] Supreme Court Justice Oliver Wendell Holmes. Hiss then practiced law in Boston and New York but returned to Washington following the election of [President] Franklin D. Roosevelt to work in the New Deal. Hiss held a variety of positions and finally settled at the State Department in 1936 as an aide to Assistant Secretary of State Francis B. Sayre, who was former President Woodrow Wilson’s son-in-law.

“Hiss rose steadily at State. During the war, he was heavily involved in postwar planning and laying the foundations for the U.N. In early 1945, he was part of the State Department contingent that traveled to Yalta with President Roosevelt, and that spring he served as secretary general of the U.N. organizing conference in San Francisco.”

Although the FBI couldn’t prove that Hiss was a spy, enough concerns about his loyalty had been raised to compel him to resign from the State Department in December 1946. His reputation, however, remained strong enough for him to be appointed head of the Carnegie Endowment for International Peace in early 1947.

FUENTE: “The Fifties,” by David Halberstam (1993).

Este artículo etiquetado bajo:
  • Espionage
  • U.N.
  • Segunda Guerra Mundial
  • Guerra Fría
  • Franklin D. Roosevelt
  • Franklin Roosevelt
  • This Day In Politics
  • Unión Soviética
  • Harry Truman
  • Harry S Truman
  • Alger Hiss
  • KGB

Missing out on the latest scoops? Sign up for POLITICO Playbook and get the latest news, every morning — in your inbox.


Facts about Alger Hiss 9: education

He went to Baltimore City College and continued his study at Johns Hopkins University. He got the law degree from Harvard Law School in 1929.

Facts about Alger Hiss 10: Priscilla Fansler Hobson

Priscilla Fansler Hobson was the wife of Hiss. Both married in 1929.

Do you have questions on facts about Alger Hiss?


Allen Weinstein, provocative historian and former U.S. archivist, dies at 77


Allen Weinstein stands in his office at the National Archives with a painting of one of his heroes, President Franklin D. Roosevelt. (Bill O'Leary/The Washington Post)

Allen Weinstein, a historian who wrote a provocative book about accused Cold War spy Alger Hiss, was an early Western advocate for Russian leader Boris Yeltsin, and served as the ninth archivist of the United States, died June 18 at a nursing home in Gaithersburg, Md. He was 77.

The cause was pneumonia, said his son Andrew Weinstein.

Dr. Weinstein served from 2005 until 2008 as chief of the National Archives and Records Administration — the institution that preserves the Declaration of Independence, the Constitution and the Bill of Rights, as well as billions of documents, photographs, maps and other materials accumulated in more than two centuries of American history.

He had previously established himself as an academic, with professorships at Smith College in Northampton, Mass., Georgetown University and Boston University. Outside academia, he held leadership roles at nonprofit institutions — most notably the Center for Democracy in Washington, which he founded in the mid-1980s and led as president until 2003.

In that capacity, he became, as the Los Angeles Times once described him, the “advance team in America” for Yeltsin, the Russian reformist leader. When hard-liners attempted a coup against Soviet President Mikhail Gorbachev in 1991, Yeltsin and his camp used Dr. Weinstein as an intermediary in the United States, sending him faxes and other notifications of the news.

“It is military coup,” read the first. “Tanks are everywhere.”

As a pro-democracy activist, columnist David Ignatius of The Washington Post once wrote, Dr. Weinstein was “probably the dean of the new overt operatives” who aided Soviet dissidents, helped establish representative governments in Eastern Europe as the Soviet Union disintegrated and conducted election-monitoring in countries including the Philippines, Panama and Nicaragua.

As an author, Dr. Weinstein was most noted for his book “Perjury: The Hiss-Chambers Case” (1978). The volume delved into one of the enduring mysteries of the Cold War, in which Whittaker Chambers, a journalist and former Soviet agent, accused State Department official Alger Hiss of having once been a Soviet spy.

Hiss insisted on his innocence but was convicted of perjury in 1950 and imprisoned for 44 months. The case propelled the career of another Hiss accuser — future president Richard M. Nixon, then a young California congressman.

In his research, Dr. Weinstein obtained 30,000 pages of FBI and Justice Department records, interviewed Soviet spies and received cooperation from Hiss. The author professed that he had set out thinking Hiss was innocent but was ultimately persuaded of his guilt.

“We may expect that newer and perhaps more ingenious defenses of Hiss may emerge, if only because none of the many theories raised during the past six decades has proved persuasive,” Dr. Weinstein wrote in a later edition of the book. “There has yet to appear, however, from any source, a coherent body of evidence that seriously undermines the credibility of the evidence against Alger Hiss.”

Hiss, who died in 1996 at 92, dismissed Dr. Weinstein’s charges as “terribly thin stuff and childish.” Critics led by Victor S. Navasky, the editor of the Nation magazine, charged that Dr. Weinstein had misquoted some sources. Other historians complained that Dr. Weinstein had declined to make his research materials fully available for review, a violation of professional standards.

In other circles, however, the book was acclaimed as a triumph. Columnist George F. Will wrote in Newsweek that it was a “historical event” — “stunningly meticulous, and a monument to the intellectual ideal of truth stalked to its hiding place.”

“The myth of Hiss’s innocence,” Will wrote, “suffers the death of a thousand cuts, delicate destruction by a scholar’s scalpel.”

In later years, Dr. Weinstein drew notice for “The Haunted Wood: Soviet Espionage in America — The Stalin Era” (1999), a volume he co-authored with former KGB officer Alexander Vassiliev. Their publisher, Random House, paid a reported $100,000 to retired KGB operatives for exclusive access to records, an un­or­tho­dox decision in the academic environment.

Commentator Jacob Heilbrunn later defended the authors, writing in the Los Angeles Times that while “pious indignation is touching,” Dr. Weinstein and Vassiliev “had zero chance of obtaining the documents unless they complied with the Russian foreign service intelligence archive’s onerous restrictions on access.”

Dr. Weinstein’s academic background prompted some controversy when President George W. Bush nominated him as archivist. Some critics suggested that Bush might have wished to install an archivist who would limit access to the presidential papers of his father, George H.W. Bush, which were due to be released.

“I am not in anybody’s pocket,” Dr. Weinstein told the New York Times, “and I am committed to maximum access.” He was a registered Democrat but had supported President Ronald Reagan, a Republican, and described himself politically as a “raving moderate.”

As archivist, he ended secret agreements with the CIA and the Air Force by which thousands of declassified documents had been removed from public view. “We’re in the access business,” Dr. Weinstein said, “not the classification business,’’

He also was credited with helping lead the transition of Nixon’s presidential library from a private institution into a federal one. Dr. Weinstein resigned in 2008 as he struggled with Parkinson’s disease.

Allen Weinstein, the son of Jewish immigrants from Eastern Europe, was born in New York City on Sept. 1, 1937. He received a bachelor’s degree in history from the City College of New York in 1960 and a master’s degree in 1962 and PhD in 1967, both from Yale University and both in history.


Alger Hiss was Convicted of Perjury (January 21, 1959)

This week (January 18-24) in crime history – Washington DC mayor Marion Barry was arrested on drug charges (January 18, 1990) Nazi Klaus Barbie, the Butcher of Lyons was arrested in Bolivia (January 19, 1983) Notorious World War II traitor, Tokyo Rose was pardoned by President Ford (January 19, 1977) NFL Pro football player and convicted murderer Rae Carruth was born (January 20, 1974) Carl Switzer, who played Alfalfa in the “Our Gang” series was killed (January 21, 1959) Alger Hiss was convicted of perjury (January 21, 1950) Murder of Garrison, Texas police officer was filmed on dash board camera (January 23, 1991) Confession of Emmit Till’s murderers was published in Look magazine (January 24, 1956)

Highlighted Crime Story of the Week -

On January 21, 1950, former State Department official Alger Hiss was convicted of perjury. He was convicted of having perjured himself in regards to testimony about his alleged involvement in a Soviet spy ring before and during World War II. Hiss served nearly four years in jail, but steadfastly protested his innocence during and after his incarceration.

The case against Hiss began in 1948, when Whittaker Chambers, an admitted ex-communist and an editor with Tiempo magazine, testified before the House Un-American Activities Committee and charged that Hiss was a communist in the 1930s and 1940s. Chambers also declared that Hiss, during his work in the Department of State during the 1930s, had passed him top secret reports.

Hiss appeared before HUAC and vehemently denied the charges, stating that he did not even know Chambers. Later, after confronting Chambers face to face, Hiss admitted that he knew him, but that Chambers had been using another name at the time. In short order, Chambers produced the famous “Pumpkin Papers,” copies of the documents he said Hiss passed him during the 1930s. They were dubbed the “Pumpkin Papers” because Chambers kept them hidden in a pumpkin in his pumpkin patch.

Charges and countercharges about the spy accusations soon filled the air. Defenders of Hiss, such as Secretary of State Dean Acheson, declared that President Truman’s opponents were making a sacrificial lamb out of Hiss. Truman himself declared that HUAC was using “red herrings” to defame Hiss. Critics fired back that Truman and Acheson were “coddling” communists, and that Hiss was only the tip of the iceberg. They claimed that communists had penetrated the highest levels of the American government.

Eventually, Hiss was brought to trial. Because the statute of limitations had run out, he was not tried for treason. Instead, he was charged with two counts of perjury, for lying about passing government documents to Chambers and for denying that he had seen Chambers since 1937. In 1949, the first trial for perjury ended in a deadlocked jury. The second trial ended in January 1950 with a guilty verdict on both counts. The case would also propel congressmen and future President Richard Nixon into the spotlight for his dogged persecution of the case.

The battle over the Hiss case continued long after the guilty verdict was handed down. Though many believed that Hiss was a much-maligned official who became a victim of the anticommunist hysteria of the late-1940s, others felt strongly that he was a lying communist agent. Until his death at the age of 92 on November 15, 1996, Hiss never deviated from his claim of innocence.

Check back every Monday for a new installment of “This Week in Crime History.”



Comentarios:

  1. Emir

    De acuerdo, esto tendrá una idea brillante solo por el camino.

  2. Waquini

    Está usted equivocado. Puedo defender mi posición. Envíame un correo electrónico a PM, lo discutiremos.

  3. Sylvester

    Lo siento, pero creo que estás cometiendo un error. Puedo probarlo. Envíeme un correo electrónico a PM.

  4. Tadeo

    ¿Dónde puedo leer al respecto?

  5. Trevon

    Yo, lo siento, pero eso ciertamente no me conviene. ¿Hay otras variaciones?



Escribe un mensaje