Podcasts de historia

Señores de las montañas: la fundación del reino armenio de Cilicia

Señores de las montañas: la fundación del reino armenio de Cilicia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

>

Durante casi tres siglos, entre 1080 y 1375, un reino de exiliados de la meseta armenia sobrevivió en las montañas Tauro de la actual Turquía centro-sur. Esta es la historia de la fundación de Cilicia armenia durante la vorágine de violencia que fue el final del siglo XI.

—Escribo cuentos. Me gusta mi página de Facebook para ver lo que estoy haciendo: -
https://www.facebook.com/petekellywriter/

Si te gustó este video, puedes ayudar a apoyar el canal aquí: -
http://www.patreon.com/historytimeuk


Levonkla - Reino armenio de Cilicia

La arquitectura del Reino de Armenia de Cilicia se desarrolló sobre la base de las tradiciones del Reino de Armenia y la cultura local. Ciudades como la capital original de Cilicia Tarsus, las siguientes metrópolis Sis y Anabarza encarnaron la experiencia de la arquitectura armenia.

Los complejos monásticos Hromkla (hoy en día Rumkale), Drazark, Akner y Skevra son otra encarnación de la cultura espiritual y la ciencia arquitectónica armenia.

Los artesanos cilicios lograron alcanzar la perfección en sus composiciones. Un ejemplo de sus obras maestras es el castillo de Levonkla (en armenio Լևոնկլա, "fortaleza de Levon"), también llamado Kovara y Vaner en la Edad Media.

Hoy en día se lo conoce como Yilankale (en turco, "Castillo de la Serpiente") y se encuentra cerca de la orilla este del río Ceyhan y seis kilómetros al oeste de la ciudad de Ceyhan en la provincia de Adana, Turquía. Como lo indica el nombre del castillo, supuestamente fue construido bajo el rey León (Levon) I el Magnífico (a veces como Levon II Metsagorts, el décimo señor de Cilicia armenia gobernó desde 1198 / 1199-1219).

Se ha situado en la Gran Ruta de la Seda en el camino de las montañas Tauro a Antioquía y ha sido una de las fronteras más importantes de la región. Según la información del sitio web de la Universidad de Çukurova, el castillo fue abandonado durante el reinado de los Ramadánidas a mediados del siglo XIV.

Los muros de Levonkla, numerosas torres en forma de herradura y cámaras abovedadas están construidas con mampostería rústica y están adaptadas con precisión al afloramiento de piedra caliza en espiral para formar tres murallas. Cada unidad está particularmente detallada en una evaluación arqueológica e histórica del castillo publicada en 1987.

Existe alguna evidencia iconográfica y arqueológica que sugiere que el relieve de un rey sentado con dos leones rampantes en la puerta de la entrada no representa al rey Levon I (lo que podría confirmar la conclusión de que fue el fundador del castillo a principios del siglo XIII), sino a los reyes Hethum I (1226-1270) o Hethum II (1289-1307), que en cierta medida cuestiona la participación del rey Levon I en la fundación de Levonkla.

El castillo de Levonkla se considera el castillo más conservado de Cilicia. Fue renovado en el verano de 2014 y ahora está abierto al público.


Contenido

Cilicia bajo Tigranes el Grande

La presencia armenia en Cilicia se remonta al siglo I a.C., cuando bajo Tigranes el Grande, el Reino de Armenia se expandió y conquistó una vasta región en el Levante. En el 83 a. C., la aristocracia griega de la Siria seléucida, debilitada por una sangrienta guerra civil, ofreció su lealtad al ambicioso rey armenio. [8] Tigranes luego conquistó Fenicia y Cilicia, poniendo fin al Imperio seléucida. La frontera sur de su dominio llegaba hasta Ptolemais (actual Acre). Muchos de los habitantes de las ciudades conquistadas fueron enviados a la nueva metrópoli de Tigranakert (latín: Tigranocerta ). En su apogeo, el Imperio armenio de Tigranes se extendió desde los Alpes pónticos hasta Mesopotamia, y desde el Caspio hasta el Mediterráneo. Tigranes invadió tan al sureste como la capital de los partos de Ecbatana, ubicada en el actual Irán occidental. En el 27 a. C., el Imperio Romano conquistó Cilicia y la transformó en una de sus provincias orientales. [9]

Migración armenia masiva bajo el Imperio Bizantino

Después de la partición del Imperio Romano en mitades en el 395 d.C., Cilicia se incorporó al Imperio Romano de Oriente, también llamado Imperio Bizantino. En el siglo VI d.C., las familias armenias se trasladaron a territorios bizantinos. Muchos sirvieron en el ejército bizantino como soldados o generales, y ascendieron a posiciones imperiales prominentes. [10]

Cilicia cayó ante las invasiones árabes en el siglo VII y se incorporó por completo al Califato Rashidun. [9] Sin embargo, el Califato no logró afianzarse de forma permanente en Anatolia, ya que Cilicia fue reconquistada en el año 965 por el emperador bizantino Nicéforo II Focas. La ocupación de Cilicia y de otras áreas de Asia Menor por parte del Califato llevó a muchos armenios a buscar refugio y protección más al oeste en el Imperio Bizantino, lo que creó desequilibrios demográficos en la región. [9] Con el fin de proteger mejor sus territorios orientales después de su reconquista, los bizantinos recurrieron en gran medida a una política de transferencia masiva y reubicación de poblaciones nativas dentro de las fronteras del Imperio. [9] Nicéforo expulsó a los musulmanes que vivían en Cilicia y animó a los cristianos de Siria y Armenia a establecerse en la región. El emperador Basilio II (976-1025) intentó expandirse en Vaspurakan armenio en el este y Siria controlada por árabes hacia el sur. Como resultado de las campañas militares bizantinas, los armenios se expandieron hacia Capadocia y hacia el este desde Cilicia hacia las zonas montañosas del norte de Siria y Mesopotamia. [11]

La anexión formal de la Gran Armenia al Imperio Bizantino en 1045 y su conquista por los turcos selyúcidas 19 años después provocaron dos nuevas oleadas de migración armenia a Cilicia. [11] Los armenios no pudieron restablecer un estado independiente en sus tierras altas nativas después de la caída de Bagratid Armenia, ya que permaneció bajo ocupación extranjera. Tras su conquista en 1045, y en medio de los esfuerzos bizantinos para repoblar aún más el este del Imperio, la inmigración armenia a Cilicia se intensificó y se convirtió en un importante movimiento sociopolítico. [9] Los armenios llegaron a servir a los bizantinos como oficiales militares o gobernadores, y se les dio el control de importantes ciudades en la frontera oriental del Imperio Bizantino. Los selyúcidas también desempeñaron un papel importante en el movimiento de la población armenia hacia Cilicia. [9] En 1064, los turcos selyúcidas liderados por Alp Arslan avanzaron hacia Anatolia al capturar Ani en la Armenia controlada por los bizantinos. Siete años después, obtuvieron una victoria decisiva contra Bizancio al derrotar al ejército del emperador Romanus IV Diogenes en Manzikert, al norte del lago Van. El sucesor de Alp Arslan, Malik-Shah I, expandió aún más el Imperio Seljuk e impuso impuestos represivos a los habitantes armenios. Después de que el asistente y representante del católico Gregorio II el Martyrophile, Parsegh de la solicitud de Cilicia, los armenios obtuvieron un indulto parcial, pero los gobernadores sucesivos de Malik continuaron cobrando impuestos. [9] Esto llevó a los armenios a buscar refugio en Bizancio y en Cilicia. Algunos líderes armenios se erigieron en señores soberanos, mientras que otros permanecieron, al menos de nombre, leales al Imperio. El más exitoso de estos primeros señores de la guerra armenios fue Philaretos Brachamios, un ex general bizantino que estuvo junto a Romanus Diogenes en Manzikert. Entre 1078 y 1085, Filaretus construyó un principado que se extendía desde Malatia en el norte hasta Antioquía en el sur, y desde Cilicia en el oeste hasta Edesa en el este. Invitó a muchos nobles armenios a establecerse en su territorio y les dio tierras y castillos. [10] Pero el estado de Filaretus comenzó a derrumbarse incluso antes de su muerte en 1090, y finalmente se desintegró en señoríos locales. [12]


Anemurium (Anamur)

Anemurio (Griego Ανεμούριον): ciudad de la provincia romana de Cilicia, construida sobre un promontorio del mismo nombre.

Historia temprana

Anemurium está situado cerca de un promontorio empinado con el mismo nombre, nótese [Ps.Scylax, Periplo 102.] directamente enfrente de Chipre, que está a solo sesenta y cuatro kilómetros de distancia y es visible desde las montañas Taurus en el interior de Anemurium. nota [Estrabón, Geografía 14.5.3 Plinio el Viejo, Historia Natural 5.130.] Esta ciudad estaba situada en el antiguo camino a lo largo de la costa de Rough Cilicia (Cilicia Tracheia).

Los orígenes de Anemurium, que consiste en una ciudadela en el promontorio y una ciudad baja justo al norte de ella, no son muy conocidos, pero el historiador romano Livio nos dice que en 197 a. C., durante la Quinta Guerra Siria, el rey seléucida Antíoco III el Grande tomó la ciudad. nota [Livy, Historia de Roma desde la fundación 33.20.] Las piedras de este período todavía son visibles en la ciudadela.

Después de c.110, el poder seléucida estaba en declive y los habitantes de Rough Cilicia comenzaron a comportarse como piratas. Debido a que los piratas de Cilicia vendieron esclavos de los que la economía antigua no podía prescindir, las autoridades seléucidas y romanas vacilaron y no actuaron de inmediato. En 78-74, sin embargo, el general romano Publius Servilius Vatia sometió a Cilicia occidental. La última guerra de Cilicia fue dirigida por Marco Tulio Cicerón (51-50), quien derrotó a los restantes cilicios independientes.

Ciudad romana

Cilicia ahora se convirtió en una provincia, pero Anemurium de alguna manera siguió siendo parte de Commagene, hasta que este pequeño reino fue finalmente absorbido por el Imperio Romano en el 72 d.C. Anemurium se convirtió en el centro de la administración local romana, desde la cual el gobernador controlaba una sección de la costa de Cilicia.

Una ceca fue creada durante el reinado del emperador Calígula (r. 37-41) y continuaría funcionando hasta el reinado de Valeriano (r. 253-260). El historiador romano Tácito registra problemas con una tribu local, los Isaurian Cietae, que fueron comandados por un hombre llamado Troxobor, tomaron la ciudad en 52 EC y finalmente fueron expulsados ​​por un pequeño ejército de Siria. nota [Tácito, Anales 12.55.]

Muchos edificios, todavía visibles hoy, documentan que Anemurium era una ciudad rica. Se han identificado al menos cuatro casas de baños. Su prosperidad lo convirtió en un objetivo lógico para la agresión persa. Durante la crisis del 260 d.C., el rey Shapur de Sasán tomó la ciudad e inauguró un período de inestabilidad política. Los isaurios asaltaron la zona costera. Los grandes edificios públicos fueron abandonados y transformados en viviendas o talleres para producir bienes, como lámparas y cerámica.

Antigüedad tardía

En 382, ​​un funcionario llamado Matrona (cuyo nombre se menciona en una inscripción) respondió a otro ataque isauriano mejorando los muros de la ciudadela, donde colocó una guarnición que defendería la ciudad contra futuras incursiones. A salvo de nuevo, la ciudad floreció en la Antigüedad tardía.

Había varias iglesias, como la Iglesia de la Necrópolis y al menos tres iglesias del siglo VI. El arzobispo de Seleucia en el Calycadnus (moderno Silifke) nombró al obispo, sabemos que un tal Jacobo de Anemurium asistió al Concilio de Calcedonia en 451.

En el 580 d.C., un terremoto dañó gravemente a Anemurium. La conquista árabe de Chipre en 649 hizo que la ciudad fuera indefendible y el sitio estuvo abandonado durante varios siglos. Durante la época de las Cruzadas, sin embargo, se reconstruyeron los muros del castillo tardorromano. Los edificios dentro de esta nueva fortaleza, llamada Mamure, fueron construidos con piedras helenísticas. Parte del reino armenio de Cilicia, Mamure compartió su destino y fue capturado por los turcos en 1221.

Permanece

Las ruinas de Anemurium se extienden sobre una gran área, de unos 1500 metros de largo y 400 metros de ancho, desde la playa hasta una empinada ladera de montaña, que está cubierta en parte por cientos de tumbas romanas. Una muralla intacta es su límite occidental.

Algunas tumbas son estructuras grandes, parecidas a casas, con nichos, donde los familiares de los fallecidos pueden presentar sus respetos mientras se festejan. Algunas tumbas contienen antiguas pinturas funerarias y mosaicos. La mayoría de las estructuras existentes están hechas de hormigón y datan de los siglos II y III, cuando Anemurium alcanzó su mayor prosperidad.

Entre los edificios públicos conservados hay un gran teatro (veintiséis filas 2700 asientos), un pequeño odeón, una gran basílica civil de tres naves y tres o cuatro impresionantes baños públicos. La casa de baños más grande, una estructura de techo abovedado de dos pisos en la pendiente, está bien conservada con mosaicos intactos, así como vestuarios. Recibió sus aguas de un acueducto.

Llegar allí

El antiguo sitio de Anemurium está bien señalizado en la carretera principal 400 que va de Gazipaşa a Anamur en la entrada de la ciudad moderna. Tómese al menos dos horas para una visita.


La dinastía Het'umid

La aparente unificación en matrimonio de las dos principales dinastías de Cilicia, Rubenid y Het'umid, puso fin a un siglo de rivalidad dinástica y territorial, al tiempo que llevó a los Het'umids a la vanguardia del dominio político en la Armenia de Cilicia. [5] Aunque la adhesión de Het'um I en 1226 marcó el comienzo del reino dinástico unido de la Armenia de Cilicia, los armenios se enfrentaron a muchos desafíos del exterior. Para vengarse de la muerte de su hijo, Bohemundo buscó una alianza con el sultán selyúcida Kayqubad I, que capturó las regiones al oeste de Seleucia. Het'um también acuñó monedas con su figura en un lado y con el nombre del sultán en el otro. [5]

Alianza armeno-mongol y amenaza mameluca

Durante el gobierno de Zabel y Het'um, los mongoles bajo Genghis Khan y su sucesor Ögedei Khan se expandieron rápidamente desde Asia Central y llegaron al Medio Oriente, conquistando Mesopotamia y Siria en su avance hacia Egipto. [5] El 26 de junio de 1243, consiguieron una victoria decisiva en Köse Dağ contra los turcos selyúcidas. [20] La conquista de los mongoles fue desastrosa para la Gran Armenia, pero no para Cilicia, ya que Het'um decidió cooperar de forma preventiva con los mongoles. Envió a su hermano Smbat a la corte mongol de Karakorum en 1247 para negociar una alianza. [a] [b] [c] Regresó en 1250 con un acuerdo que garantizaba la integridad de Cilicia, así como la promesa de ayuda de los mongoles para recuperar los fuertes tomados por los selyúcidas. En 1253, el propio Het'um visitó al nuevo gobernante mongol Möngke Khan en Karakorum. Fue recibido con grandes honores y se le prometió la exención de impuestos de las iglesias y monasterios armenios ubicados en territorio mongol. [4] Tanto durante su viaje a la corte mongol como en su regreso a Cilicia en 1256, pasó por la Gran Armenia. En su viaje de regreso, permaneció mucho más tiempo, recibiendo visitas de príncipes, obispos y abades locales. [4] Het'um y sus fuerzas lucharon bajo el estandarte mongol de Hulagu en la conquista de la Siria musulmana y la captura de Alepo y Damasco entre 1259 y 1260. [21] Según los historiadores árabes, durante la conquista de Alepo por Hulagu, Het ' um y sus fuerzas fueron responsables de una masacre e incendios provocados en la mezquita principal y en los barrios y zocos vecinos. [20]


Mientras tanto, los mamelucos egipcios habían estado reemplazando a sus antiguos maestros ayubíes en Egipto. Originalmente, los mamelucos eran un cuerpo de caballería establecido por los turcos y otros esclavos vendidos al sultán egipcio por Genghis Khan. [22] Tomaron el control de Egipto y Palestina en 1250 y 1253, respectivamente, y llenaron el vacío causado por la destrucción mongola de los gobiernos ayubíes y abasíes preexistentes. [20] La Armenia ciliciana también expandió y recuperó tierras atravesadas por importantes rutas comerciales en las fronteras de Capadocia, Mesopotamia y Siria, incluidas Marash y Behesni, lo que convirtió al reino armenio en un objetivo potencial mameluco. [20] Armenia también participó en una batalla económica con los mamelucos por el control del comercio de especias. [23] El líder mameluco Baibars salió al campo en 1266 con la intención de acabar con los estados cruzados del Medio Oriente. [22] En el mismo año, convocó a Het'um I para cambiar su lealtad de los mongoles a los mamelucos, y remitir a los mamelucos los territorios y fortalezas que el rey armenio había adquirido a través de su sumisión a los mongoles. Después de estas amenazas, Het'um fue a la corte mongol de Il-Khan en Persia para obtener apoyo militar, pero en su ausencia, los mamelucos invadieron la Armenia de Cilicia. Los hijos de Het'um, T'oros y Levon, se quedaron para defender el país. Durante el Desastre de Mari, los mamelucos bajo el mando del sultán Al-Mansur Ali y el comandante Qalawun derrotaron a los armenios, mataron a T'oros y capturaron a Levon junto con decenas de miles de soldados armenios. Het'um rescató a Levon por un alto precio, lo que les dio a los mamelucos el control de muchas fortalezas y una gran suma de dinero. El terremoto de Cilicia de 1268 devastó aún más el país.

En 1269, Het'um I abdicó en favor de su hijo Levon II, quien pagaba grandes tributos anuales a los mamelucos. Incluso con los tributos, los mamelucos continuaron atacando a Cilicia cada pocos años. En 1275, un ejército liderado por los emires del sultán invadió el país sin pretexto y se enfrentó a armenios que no tenían medios de resistencia. La ciudad de Tarso fue tomada, el palacio real y la iglesia de Santa Sofía fueron quemados, el tesoro estatal fue saqueado, 15.000 civiles murieron y 10.000 fueron llevados cautivos a Egipto. Casi toda la población de Ayas, armenia y franca pereció. [22]

Tregua con los mamelucos (1281-1295)

En 1281, tras la derrota de los mongoles y los armenios bajo Möngke Temur por parte de los mamelucos en la Segunda Batalla de Homs, se impuso una tregua a Armenia. Además, en 1285, tras una poderosa ofensiva de Qalawun, los armenios tuvieron que firmar una tregua de diez años en términos duros. Los armenios estaban obligados a ceder muchas fortalezas a los mamelucos y se les prohibió reconstruir sus fortificaciones defensivas. La Armenia de Cilicia se vio obligada a comerciar con Egipto, eludiendo así un embargo comercial impuesto por el Papa. Además, los mamelucos recibirían un tributo anual de un millón de dirhams de los armenios. [24] Los mamelucos, a pesar de lo anterior, continuaron atacando la Armenia de Cilicia en numerosas ocasiones. En 1292, fue invadida por Al-Ashraf Khalil, el sultán mameluco de Egipto, que había conquistado los restos del Reino de Jerusalén en Acre el año anterior. Hromkla también fue despedida, lo que obligó al catolicismo a trasladarse a Sis. Het'um se vio obligado a abandonar Behesni, Marash y Tel Hamdoun a los turcos. En 1293 abdicó en favor de su hermano T'oros III y entró en el monasterio de Mamistra.

Campañas con los mongoles (1299–1303)

En el verano de 1299, el nieto de Het'um I, el rey Het'um II, de nuevo enfrentando amenazas de ataque por parte de los mamelucos, pidió al khan mongol de Persia, Ghâzân, su apoyo. En respuesta, Ghâzân marchó hacia Siria e invitó a los francos de Chipre (el rey de Chipre, los templarios, los hospitalarios y los caballeros teutónicos) a unirse a su ataque contra los mamelucos. Los mongoles tomaron la ciudad de Alepo, donde se les unió el rey Het'um. Sus fuerzas incluían templarios y hospitalarios del reino de Armenia, que participaron en el resto de la ofensiva. [26] La fuerza combinada derrotó a los mamelucos en la batalla de Wadi al-Khazandar, el 23 de diciembre de 1299. [26] El grueso del ejército mongol se vio obligado a retirarse. En su ausencia, los mamelucos se reagruparon y recuperaron el área en mayo de 1300.

En 1303, los mongoles intentaron conquistar Siria una vez más en mayor número (aproximadamente 80.000) junto con los armenios, pero fueron derrotados en Homs el 30 de marzo de 1303, y durante la decisiva batalla de Shaqhab, al sur de Damasco, el 21 de abril. , 1303. [27] Se considera que es la última gran invasión mongola de Siria. [28] Cuando Ghazan murió el 10 de mayo de 1304, toda esperanza de reconquista de Tierra Santa murió en conjunción.

Het'um II abdicó en favor de su sobrino Levon III de dieciséis años y se convirtió en monje franciscano; sin embargo, salió de su celda monástica para ayudar a Levon a defender Cilicia de un ejército mameluco, que fue derrotado cerca de Baghras. [29] En 1307, tanto el rey actual como el anterior se reunieron con Bularghu, el representante mongol en Cilicia, en su campamento en las afueras de Anazarba. Bularghu, un converso reciente al Islam, asesinó a todo el partido armenio. [30] Oshin, hermano de Het'um, marchó inmediatamente contra Bularghu para tomar represalias y lo venció, lo que lo obligó a abandonar Cilicia. Bulargu fue ejecutado por Oljeitu por su crimen a petición de los armenios. [31] Oshin fue coronado nuevo rey de la Armenia de Cilicia a su regreso a Tarso. [29]

Los Het'umids continuaron gobernando una Cilicia inestable hasta el asesinato de Levon IV en 1341, a manos de una turba enfurecida. Levon IV formó una alianza con el Reino de Chipre, entonces gobernado por la dinastía franca Lusignan, pero no pudo resistir los ataques de los mamelucos. [32]


Esposa de Felipe de Antioquía

La Armenia ciliciana, debilitada por las guerras y necesitada de un aliado fuerte, encontró una solución temporal en un empate con el Principado de Antioquía: [3] el regente sugirió que el príncipe Bohemundo IV debería enviar a su cuarto hijo, Felipe, para casarse con Isabel, insistiendo solo que el novio debe unirse a la Iglesia armenia separada. [1] Felipe acordó adoptar la fe, la comunión y las costumbres armenias y respetar los privilegios de todas las naciones de la Armenia de Cilicia. [3]

Felipe se casó con Isabell en Sis en junio de 1222 y fue aceptado como príncipe consorte. [3] El gobierno conjunto de Isabel y Felipe duró poco tiempo. El desdén de Felipe por el ritual armenio, que había prometido respetar, y su marcado favoritismo hacia los barones latinos enfureció a la nobleza armenia. [4] Felipe pasó el mayor tiempo posible en Antioquía. [1]

Cuando se rumoreaba que Felipe quería entregar la corona y el trono a Antioquía, Constantino de Barbaron encabezó una revuelta (a fines de 1224). [3] Felipe e Isabel fueron apresados ​​en Tall Hamdun (hoy Toprakkale en Turquía) en su camino a Antioquía, y llevados de regreso a Sis, donde Felipe fue encarcelado y probablemente envenenado a principios de 1225. [3]

A la muerte de su esposo, Isabel decidió abrazar una vida monástica, [2] y huyó a Seleucia. [4] Buscó refugio con los Hospitalarios [4]. Estos últimos no estaban dispuestos a entregarla a Constantino de Barbaron, pero temían que el poderoso regente calmaran su conciencia vendiéndole la fortaleza con Isabella en ella. [4]

Bohemundo IV, enfurecido, se decidió por la guerra, aunque el Papa había prohibido expresamente tal conflicto como dañino para toda la cristiandad. [3] Bohemundo IV llamó como aliado al sultán en Iconio, Kai-Qobad I, y devastó la Alta Cilicia en 1225. [3] Constantino de Barberon dispuso que el regente de Alepo, Toghril, avanzara sobre Antioquía. [1] Cuando este último atacó a Baghras, Bohemundo IV tuvo que regresar a sus propias tierras. [3]


Contenido

Primer dominio armenio en Cilicia

Ya bajo el emperador bizantino Constantine Monomachus (1024-1055), los armenios se establecieron en Sebastia y Cesarea Cappadociae. En 1042, el armenio Abul Gharib se convirtió en gobernador bizantino de Cilicia, y Boaz sospecha que desde entonces también se han asentado aquí refugiados del norte. Abul Gharib asignó un seguidor, el Hethumid Oschin, a las fortalezas de Lambron y Barbaron al sur de la Puerta Cilicia alrededor de 1072. Lambron se convirtió así en la sede ancestral de la familia que a partir de 1226 proporcionaron los reyes de Cilicia. Como resultado de la batalla de Manzikert en 1071, el control de Bizancio sobre el este se debilitó y numerosos gobernantes locales pudieron actuar de manera más o menos independiente. El armenio Vasak tomó el control de Antioquía, pero fue asesinado por soldados bizantinos en 1080. En Edesa, otro armenio, Abu Kab, usurpó la dominación.

Rubénidas

Los fundadores del estado de Cilicia-Armenia fueron los Rubénids, una rama de los Bagratids que gobernaron Armenia y Georgia en diferentes momentos. A partir de 1079 Rubén logró aliarse con Filaretos Brachamios, quien gobernó Antioquía y Edesa, para expandir su territorio desde su castillo Kosidar (Kopitar) a la llanura de Cilicia, su hijo Constantino I continuó las conquistas en una época de debilidad bizantina. La capital de Cilicia era Sis. Cilicia era un aliado cercano de los estados cruzados, que se enfrentaron con éxito a los bizantinos y se veían a sí mismos como un bastión cristiano en el Medio Oriente. También fue un foco del nacionalismo y la cultura armenios, ya que la propia Armenia estaba bajo el dominio de los selyúcidas musulmanes en ese momento. En 1130, una incursión de los Danischmenden pudo ser rechazada con la ayuda de Bohemond II.

1137-1138 El emperador Juan II logró recuperar Cilicia para Bizancio. Sin embargo, bajo Thoros II, los rubénidas volvieron a ser en gran parte independientes. Al cambiar las alianzas con los bizantinos, los diversos estados cruzados, los turcos y los mongoles, los gobernantes lograron expandir aún más su territorio. En 1198, los príncipes rubénidas, que hasta entonces también se llamaban a sí mismos "Señores de las Montañas", obtuvieron la dignidad real. Para ello, el príncipe León II contó con el emperador romano-alemán Enrique VI. homenaje, que lo coronó rey en Tarso por el arzobispo Konrad von Wittelsbach a principios de 1198. Utilizó las tensiones entre los emperadores romano-alemán y bizantino para legitimar su imperio frente a las pretensiones de estos últimos.

Hétúmidos

Después de la muerte del rey León en 1219, la corona de Armenia recayó en su hija menor de edad, Zabel. Después de la muerte del regente que su padre había designado, el hethumid Constantine de Lambron asumió el reinado y la casó con Felipe de Trípoli, hijo de Bohemundo IV de Antioquía y Trípoli. Era un católico latino y no se convirtió a la Iglesia armenia, como estaba estipulado en el contrato matrimonial, sino que saqueó el imperio a favor de Antioquía. Constantino lo hizo secuestrar, encarcelar y finalmente envenenar y casó a Zabel contra su voluntad con su hijo Hethum, quien fue coronado rey por su derecho.

El rey Hethum I se alió con los mongoles contra los mamelucos egipcios y participé en el saqueo de Alepo y Damasco. La pequeña Armenia se convirtió entonces en el objetivo de los ataques egipcios. El sultán al-Ashraf Chalil logró avanzar profundamente en Cilicia en 1292. Después de que su sucesor an-Nasir finalmente derrotó a los mongoles en 1303, los mamelucos avanzaron cada vez más hacia el oeste y comenzaron a amenazar seriamente la existencia del estado.

Casa Lusignan

Cuando el rey León V murió sin herederos, la corona recayó en Guido von Lusignan (alias Constantino IV ), el hijo mayor de Zabel, la hermana de Hethum II, y su esposo Amalrich de Tiro. Sin embargo, como católico latino era extremadamente impopular y fue asesinado por los barones en 1344. Pedro I de Chipre conquistó algunas ciudades costeras en 1360 y luego se llamó a sí mismo Rey de Armenia. Fue asesinado el 16 de enero de 1369 y el título se perdió nuevamente con su hijo Pedro II.

Los mamelucos conquistaron la capital Sis en 1375. El último rey gobernante de la Pequeña Armenia, León VI. , fue capturado. Fue puesto en libertad tras el pago de un rescate y finalmente murió en París en 1393 (tumba en Saint-Denis). Su tío James I, rey de Chipre heredó sus derechos titulares.

Cuando la línea de los lusignanos expiró con la muerte de Jacob II de Chipre en 1473, el derecho titular a la corona de Cilicia recayó en la República de Venecia a través de su viuda Katharina Cornaro. La Casa de Saboya también reclamó este título a través de Luis de Saboya, el esposo de Carlotta von Lusignan, la hija legítima de Jacob I. En ese momento, sin embargo, Cilicia ya estaba firmemente en manos de los musulmanes. En 1515, la antigua zona de la Pequeña Armenia pasó a formar parte del Imperio Otomano.


Señores de las montañas: la fundación del reino armenio de Cilicia - Historia

De todo el tiempo que Kelsey pasó en Turquía, su estancia más corta fue en el sur, en Cilicia. Sin embargo, gastó una gran cantidad de tiempo y energía en nombre de las comunidades cristianas allí, que eran, en su mayoría, armenias. En Cilicia, como en otros lugares, recopiló artefactos y fotografió monumentos de su pasado antiguo y medieval, sus habitantes modernos y ejemplos de la presencia occidental: misioneros, escuelas y esfuerzos de socorro. Los intereses arqueológicos de Kelsey en Cilicia eran paralelos a sus intereses en otras regiones que examinó durante esta expedición. Viajó tanto a ciudades modernas como a sitios antiguos. En su búsqueda de evidencia de la vida diaria y la muerte a lo largo de los siglos, hizo que el fotógrafo de la exbedición documentara los cambios en el campo, la gente en el trabajo, y cite los tipos tecnológicos, iglesias, cementerios, etc. Contribuyendo a la intensificación de los esfuerzos de Kelsey en nombre de Los armenios de Cilicia fueron una serie de incidentes violentos ocurridos durante la expedición.

Mucho antes de su fundación como Gran Armenia, la región que rodea el lago Van y el monte Ararat había sido un punto de contacto cultural para el antiguo Cercano Oriente. Las tribus de Anatolia, Indoeuropea y otras migratorias convergieron aquí con la población local de Urartian. Después del colapso del reino de Urartian hacia fines del siglo VII a.C. comenzó a surgir la nueva entidad étnico-política de Armenia. La primera dinastía armenia independiente reclamó su independencia del gobierno de los seléucidas griegos solo en el siglo II a. C. A lo largo de la historia posterior de la Gran Armenia, varias potencias locales y extranjeras buscaron dominar su principal recurso, que era la ruta comercial del norte a través de Asia Menor. Los armenios mantuvieron un control precario, limitado y a menudo interrumpido solo por los poderes políticos prudentes. En el siglo XI, cuando los turcos selyúcidas derrotaron a los bizantinos y ganaron el gobierno de la Gran Armenia, los bizantinos buscaron proteger su territorio cada vez más reducido reubicando a los armenios en la provincia de Cilicia.

Los armenios se establecieron en las montañas y valles de Cilicia y allí establecieron el último reino armenio independiente de la Edad Media. Los monumentos arquitectónicos y otros artefactos atestiguan el florecimiento de trescientos años del Reino de Cilicia de la Pequeña Armenia. Situada en el rincón más oriental del Mediterráneo, en una tierra agrícola fértil, en la ruta de las caravanas del sur y controlando el acceso sur a Anatolia central, Cilicia siempre había tenido una gran importancia estratégica para el Cercano Oriente. Desde sus castillos de montaña fortificados, los barones armenios custodiaban los pasos a través de Cilicia y controlaban el comercio terrestre desde y hacia Asia. Esta fue la fuente de la riqueza del reino y su conocimiento de Oriente y Occidente. Por Cilicia pasaron visitantes de todo el mundo conocido: cristianos bizantinos, musulmanes del este y cruzados de Europa occidental que se dirigían a Tierra Santa. La Armenia de Cilicia creó su propia cultura, una interpenetración de las tradiciones armenias y las influencias bizantinas, islámicas y occidentales. Finalmente debilitado por la guerra con sus vecinos e invasores, el reino cayó ante los mamelucos en 1375.

Cilicia se convirtió en parte del Imperio Otomano en el siglo XV, y los armenios mantuvieron una presencia en las ciudades comerciales. Junto con las comunidades cristianas sirias y griegas del imperio, los armenios de Cilicia generalmente sobrevivieron y prosperaron hasta principios de este siglo. Durante la Gran Guerra, cuando el Imperio Otomano se derrumbó, las marchas de reubicación expulsaron a gran parte de la comunidad armenia del área. Los supervivientes regresaron a Cilicia bajo la promesa de protección británica y francesa. En 1920, estalló una feroz lucha. The Western allies abandoned the military struggle, and the Armenian communities of Cilicia were ultimately driven south to Syria and Lebanon in the winter of 1920. (Many members of the Armenian communities of southeastern Michigan who immigrated from Syria and Lebanon have roots in the region of Cilicia.)

Gospels written in black ink on paper.

Full page evangelist portraits, ornamented headpieces and marginalia in reds, pinks, blues, oranges and yellows. Bound between wooden boards covered in brown leather and decorated with crosses.

Probably Aleppo, 17-18th c. C.A.
University of Michigan, Rare Book Room. MS 142.

The changing locations for Armenian life in Asia Minor contributed to a constant cultural core which is reflected in a readily recognizable Armenian artistic style. Ancient arts of the northern and southern regions later inhabited by the Armenian cultures are often cited and collected as precursors to the Armenian artistic tradition. Many of the artistic remains have survived above ground for all to see until the present day and may have provided inspiration for later artistic developments. Moreover, Armenian culture retained a characteristic openness to integrating diverse influences. The influences of Sassanian, Byzantine, Crusader and Mameluke art are clearly discernible in Armenian art of various time periods. Forms, designs, techniques, and imagery often developed from originally foreign repertories, but transformed by Armenian artisans into a vital, unified artistic tradition. Even after the end of the middle ages Armenian works continued to share international trends, as is apparent in the locations of their manufacture, in technology and style.

Christianity defines the chief part of this cultural core. In a way, Armenian culture has no pre-Christian history. King Trdat, the first Armenian Christian king, while engaged in the ancient Near Eastern, particularly Sassanian royal activity of hunting, experienced a vision of the cross of Christ's crucifixion, and converted on the spot. This and other Armenian myths about their conversion to Christianity served to define the people as a Christian community. These tales were written in an alphabet created around the turn of the 5th century A.C. in Edessa, Syria, where the Syriac written language was being shaped concurrently. Armenian literature developed at an enormous rate during the 5th and 6th centuries and incorporated Christian literary traditions of, for example, hagiography (writings about martyrs and saints) and exegesis (scriptural interpretation). Not only Armenian literature but all of Armenian culture developed within the international setting of early Christianity.

Certain artistic forms, however, developed with an intensity unique to Armenia. Mediaeval manuscripts offer a chain of evidence of the determined continuity of Christian Armenian culture despite disruptive changes. The initial letters of chapters and sentences in lavish hand-produced manuscripts were treated to elaborate ornamentation that transformed the letters into plants, figures, animals, abstract patterns and other hybrid creations. A distinctively Armenian style in representational arts is typically vibrant and ornate. No element is merely functional. Frames for scenes, for example, serve as both boundary and ornament. Characteristically, forms of clear, flat colors are outlined in black, then shaded and lightened to white so as to create an effect of shimmering light, agitated energy. Lines, often freed from the simply descriptive, make dynamic abstract patterns of whorls, waves and other almost animate shapes. Improvisations on basic forms are drawn out and repeated with infinite variations: a leaf, for example, may be split into two parts, those parts then reversed, smoothed, lengthened and interlaced.

Khatchkars are a type of carved plaque made only in Armenia, principally for cemetery use, but generally commemorative in function. The earliest khatchkars date from the 9th century A.C., but the form found its greatest expressions in the 13th century. Designs on khatchkars are essentially crosses, often elaborated by the abstract intricately interlaced patterns so often found in other Armenian arts.

Armenian architecture of the middle ages, known to us mainly from the remains of churches and castles, is also distinctive in style. Built of ashlar blocks of local tufa (a volcanic stone, often reddish in hue) over concrete cores, the churches tend to compact geometric masses which rise dramatically from cross-shaped ground-plans to high domes supported by squinches. Cross shapes appear to have functioned as markers of faith since the legendary conversion of King Trdat, and are ubiqitous in Armenian art. Other especially Armenian imagery, based on conversion myths and local history for example, were often incorporated into the more standard Christian compositions based on the Old and New Testaments.

Ruins of an Armenian church, Konya Turkey
December 29, 1919
Photograph by G. R. Swain
Neg. KS 59-5

Kelsey's Extra-Archaeological Interests in Cilicia

Kelsey's interests in Armenia were very much influenced by his own background as a Christian of Western European descent. Since mediaeval times, Western presences in the region had taken their cues from the status of Christians there. A scenario similar to that played out during the Crusades was re-enacted in the late 19th and early 20th centuries. Western missionaries, chiefly Protestants, looked to ancient Jewish and Christian nations of the Near East as the cradles of modern Christian civilization. The missionaries were followed by Western military might, wielded to control and redistribute Near Eastern territories to the descendents of those ancient nations. Whereas Britain established the state of Israel in Palestine, America's President Wilson drew up an initiative to carve a 20th-century Cilician nation out of Turkish territory.

International political developments were of great interest to Kelsey, but his more successful efforts were on a less grandiose scale. He documented the work of missionaries associated with Near East Relief and the Young Men's Christian Association, American-based missionary organizations that worked to relieve shortages of food as well as to provide food, shelter and professional training to the Armenian survivors of hostilities in Cilicia, as well as to the Christian World War I refugees of Syria and Greece.

Kelsey's View of the Incidents in Cilicia

One incident in particular served to highlight the danger and urgency of the situation: two American missionaries and their Syrian driver were ambushed, shot and killed on the road between Aintab and Aleppo. Kelsey had something of a personal stake in the killings of Perry, Johnson and Zakie because Swain had photographed Mr. Perry and other missionaries only weeks before and because Zakie had driven Kelsey and Swain along the same road, again only a few weeks before. Although Kelsey had been quite frightened when travelling that road because of rumors of random violence, his party had passed through safely and had trusted their safety to their identity as Americans. Now that Americans' sense of immunity had been demolished, the direness of local conditions became frighteningly clear.

Tales of siege warfare at the towns of Aintab, Urfa and Marash continued to push Kelsey into action while he remained secure outside the country, his expedition having gone on to Syria and Palestine, and to Egypt. During these latter months of the expedition and after, Kelsaey put together documentary and photographic "exhibits" which recorded these and other incidents of violence directed against missionaries and Armenian communities in the Near East. These he sent to political leaders and high-ranking military personnel as well as to prominent residents of Michigan and the rest of the United States. While his articles and exhibits were published in the local press, University of Michigan and missionary publications, national and international recognition eluded him. His version of these events never found widespread publicity.


Πίνακας περιεχομένων

Όταν πέθανε ο πατέρας του τον διαδέχθηκε ο μεγαλύτερος αδελφός του Θόρος Α΄ της Αρμενίας (1102), ο Λέων κυβέρνησε τα ανατολικά τμήματα του πριγκιπάτου την εποχή που ζούσε ο αδελφός του. [9] [3] Την περίοδο 1100 - 1103 ο Βαλδουίνος Β΄ της Ιερουσαλήμ έδωσε μια αδελφή του σύζυγο στον Λέων αλλά το όνομα της είναι άγνωστο. [10] [11] Μερικές πηγές αναφέρουν ότι πιθανότατα η σύζυγος του Λέων ήταν κουνιάδα του Βαλδουίνου και κόρη του Γαβριήλ της Μελιτήνης. [12] Ο σουλτάνος του Ικονίου Μαλίκ Σαχ Α΄ επιτέθηκε στην Αρμενία και δυο από τους αδελφούς του Λέων έπεσαν στην μάχη (1111). [13] Ο Λέων Α΄ σοκαρισμένος έκανε σκληρή επίθεση εναντίον των Τούρκων και τους ανάγκασε να οπισθοχωρήσουν. [14] Ο Λέων με την υποστήριξη των αδελφών του έστειλε ένα στρατιωτικό σώμα για να βοηθήσει τον Ρογήρο του Σαλέρνο στην πολιορκία του Αζάζ. [15] Ο Βαχράμ της Έδεσσας στα "Βασιλικά Χρονικά της Μικρής Αρμενίας" γράφει : [16]

"Ο Λέων κάλεσε διάσημους πολεμιστές να πολεμήσουν μαζί του και τους έδωσε γενναίες αμοιβές, πολέμησε σκληρά εναντίον των απίστων, κατέστρεψε όλα τα κάστρα τους και τους σκότωσε με το σπαθί τους. Ο σεβασμός των πολεμιστών του απέναντι του και ο φόβος των απίστων και των αλλόθρησκων ήταν τεράστιος, οι πολεμιστές του τον έλεγαν νέο Ασταχάγκ".

Ο Θόρος Α΄ πέθανε το 1129 (ή το 1130) και ο μικρός του γιος Κωνσταντίνος Β΄, πρίγκιπας της Αρμενίας από μια συνωμοσία των ανακτόρων πιθανότατα δηλητηριάστηκε. [17] Άλλοι συγγραφείς όπως ο Σύριος Κουρκτζιαν σημειώνουν ότι ο Θόρος πέθανε χωρίς απογόνους και τον διαδέχθηκε ο Λέων. [18] [19]

Τον Φεβρουάριο του 1130 ο Βοημούνδος Β΄ της Αντιόχειας που είχε φιλοδοξίες να ανακτήσει το πριγκιπάτο του θεώρησε ότι ήταν η κατάλληλη στιγμή να ανακτήσει το Αναζάρμπους που βρισκόταν στην κατοχή του Θόρος και βάδισε με μια μικρή δύναμη στον ποταμό Τζιχάν. [20] Ο Λέων Α΄ κάλεσε για βοήθεια τον εμίρη των Ντανισμεντιδών Γκαζί. [21] Την ώρα που ο Βοημούνδος βάδιζε στον ποταμό με χαλαρή αντίσταση από τους Αρμενίους επιτέθηκε ο εμίρης και έσφαξε ολόκληρο τον στρατό του. [22] Οι Τούρκοι όμως δεν κέρδισαν τίποτα από την μεγάλη νίκη τους επειδή με την επέμβαση του Ιωάννη Β΄ Κομνηνού το Αναζάρμπους παρέμεινε στους Αρμένιους, ο λόγιος Μιχαήλ ο Σύριος (1126 - 1199) γράφει ότι ο Βυζαντινός αυτοκράτορας επιτέθηκε αμέσως στους Τούρκους. [23] Αμέσως μετά τον θάνατο του Βοημούνδου Β΄ ο Λέων με την προστασία του Τούρκου εμίρη κατέβηκε στην πεδιάδα ύστερα από μια σύντομη ανεπιτυχή πολιορκία της Σελεύκειας, κυρίευσε την Μοψουεστία, τα Άδανα και την Ταρσό. [24] [25] Ο Λέων στην συνέχεια κατέλαβε το Σαρβεντικάρ στις πλαγιές του βουνού Άμανος από τον Βαλδουίνο του Καχραμανμαράς. [26] Η κυριαρχία των Αρμενίων στην Κιλικία ήταν πολύ ασθενής : ληστές λεηλατούσαν το εσωτερικό της χώρας και πειρατές ρήμαζαν τις ακτές. [27]

Ο νέος πρίγκιπας Ραϋμόνδος της Αντιόχειας αποφάσισε να ανακτήσει την Κιλικία, με την έγκριση του Φούλκωνος της Ιερουσαλήμ βάδισε με τον Βαλδουίνο του Καχραμανμαράς εναντίον του Λέοντα. [28] Ο Λέων Α΄ με την βοήθεια του ανιψιού του Ζοσλέν Β΄ της Έδεσσας έδιωξε τον στρατό της Αντιόχειας. [29] Ο Λέων με θριαμβευτικούς ρυθμούς ζήτησε να συναντηθεί με τον Βαλδουίνο του Καχραμανμαράς που με δόλο τον συνέλαβε αιχμάλωτο και τον έστειλε φυλακή στην Αντιόχεια. [30] Οι τρεις γιοι του Λέοντα απουσία του πατέρα τους συγκρούστηκαν μεταξύ τους, ο μεγαλύτερος Κωνσταντίνος τυφλώθηκε από τους αδελφούς του. [31] Ο εμίρης των Ντανισμεντιδών Μωάμεθ Β΄ ιμπν Γκαζί επιτέθηκε στην Κιλικία και κατέστρεψε την σοδειά. [32] Ο Λέων Α΄ σοκαρισμένος από τα γεγονότα ζήτησε επειγόντως την απελευθέρωση του, πρόσφερε στον Ραϋμόνδο την Μοψουεστία, τα Άδανα, 60.000 κομμάτια χρυσού και τον γιο του ως όμηρο αλλά στην επιστροφή ξέχασε να κρατήσει τις υποσχέσεις του. [33] [34] Ξέσπασε καταστροφικός πόλεμος αλλά με την παρέμβαση του Ζοσλέν Β΄ της Έδεσσας (1137) έκλεισε ειρήνη, δημιουργήθηκε συμμαχία εναντίον του Ιωάννη Β΄ Κομνηνού που διεκδικούσε τόσο την Αντιόχεια όσο και την Κιλικία. [35] [36]

Την άνοιξη του 1137 ο αυτοκρατορικός στρατός με τον αυτοκράτορα και τους γιους του συγκεντρώθηκε στην Αττάλεια και προχώρησε ανατολικά στην Κιλικία. [37] Ο Λέων σε μια προσπάθεια να ελέγξει την πρόοδο του Βυζαντινού στρατού κατέλαβε την Σελεύκεια αλλά αναγκάστηκε να υποχωρήσει. [38] Ο αυτοκρατορικός στρατός πέρασε από την Μερσίνη, τα Άδανα, την Ταρσό και την Μοψουεστία, όλες οι πόλεις του δήλωσαν την υποταγή τους. [39] Ο Λέων στηρίχτηκε στο ισχυρό κάστρο του Αναζάρμπους, η φρουρά του αντιστάθηκε 37 μέρες αλλά στην συνέχεια παραδόθηκε. [40] Ο Λέων οπισθοχώρησε στα ψηλά όρη του Ταύρου ενώ οι αυτοκρατορικές δυνάμεις βάδισαν στις πεδιάδες της Αντιόχειας. [41] Ο Ιωάννης Κομνηνός υπέταξε το Πριγκιπάτο της Αντιόχειας, κατόπιν επέστρεψε στην Κιλικία για να ολοκληρώσει την κατάκτηση της, το οικογενειακό κάστρο του Βάχκα αντιστάθηκε μια βδομάδα. [42] Ο Ιωάννης Β΄ Κομνηνός κάλεσε με δόλο των Λέων και του υποσχέθηκε ειρήνη, ο πρίγκιπας συνελήφθη με δυο από τους γιους του και μεταφέρθηκαν αιχμάλωτοι στην Κωνσταντινούπολη. [43]

Ο Λέων και οι γιοι του ζούσαν στην Κωνσταντινούπολη σε πολυτέλεια και με μεγάλες τιμές από τον αυτοκράτορα, ο ίδιος ο Λέων μπορούσε να δειπνήσει με τον αυτοκράτορα και να συμμετέχει στα κυνήγια του, ο γιος του Ρουπέν δολοφονήθηκε από Βυζαντινούς δολοπλόκους που ζήλευαν την ισχύ του. [44] Ο Λέων έζησε στην Κωνσταντινούπολη μέχρι τον θάνατο του (1140). [45]

Το όνομα και η καταγωγή της συζύγου του είναι άγνωστα, πιθανότατα ήταν η Βεατρίκη, κόρη του Ούγου Α΄ του Ρετέλ ή μια ανώνυμη κόρη του Γαβριήλ της Μελιτήνης. [46] Μαζί της απέκτησε :

  • Ανώνυμη κόρη, παντρεύτηκε έναν "Φράγκο ευγενή από την Αντιόχεια" και απέκτησε τον αντιβασιλιά Τόμας. [47]
  • Ανώνυμη κόρη, σύζυγος του Κογ Βασίλ [48]
  • Κωνσταντίνος (πέθανε στην Έδεσσα, 1144) [49][50][51][52]
  • Ρουπέν (δολοφονήθηκε στην Κωνσταντινούπολη, 1144) [53]

Η πληροφορία του Ρουντ - Κόλλενμπεργκ για δεύτερο γάμο του Λέων Α΄ είναι ανακριβής. [54]


Πίνακας περιεχομένων

Ο πατέρας του γόνος της Αρμενικής δυναστείας των Βαγρατιδών κήρυξε την ανεξαρτησία της Μικρής Αρμενίας από την Βυζαντινή Αυτοκρατορία (1080). [9] Σύμφωνα με τους χρονικογράφους Ματθαίο της Έδεσσας και Σεμπάντ τοκ κοντόσταυλο ήταν πρίγκιπας του Βαγρατίδη βασιλιά Γκαγκίκ Β΄ της Αρμενίας ή ένας στρατιωτικός διοικητής της φυλής του μονάρχη στην εξορία. [10]

Όταν δολοφονήθηκε ο Γκαγκίκ Β΄ ο πατέρας του Κωνσταντίνου Α΄ συγκέντρωσε την οικογένειά του και διέφυγε στα όρη του Ταύρου, όπου βρήκε καταφύγιο στο φρούριο Κοπιτάρ βόρεια του Κοζάν. [11] Όταν ο Ρουπέν Α΄ γέρασε η εξουσία φαίνεται πως πέρασε στον Κωνσταντίνο Α΄ ο οποίος κατέκτησε το στρατηγικής θέσης κάστρο Βάκα (νυν Φέκε) της Κιλικίας. [12] H κυριαρχία τoυ περάσματος μεταξύ των βουνών έκανε δυνατή τη συγκέντρωση φόρων από τους εμπόρους, που από το λιμάνι του Αγιάς ταξίδευαν στην κεντρική Μικρά Ασία, στην πηγή αυτή πλούτου όφειλαν οι Ρουπενίδες τη δύναμή τους. [13]

Το 1095 διαδέχθηκε τον πατέρα του και επέκτεινε την εξουσία του ανατολικά προς τα όρη του Αντιταύρου. [14] Ως ηγέτης των Χριστιανών Αρμενίων στην Ανατολή, βοήθησε τις δυνάμεις της Α΄ Σταυροφορίας στην πολιορκία της Αντιόχειας ως την πτώση της πόλης. [15] Οι Σταυροφόροι τον αντάμειψαν με τους τίτλους του βαρόνου και του κόμη. [16] Η Χρονογραφία του Σαμουήλ του Άνι αναφέρει ότι απεβίωσε όταν ένας κεραυνός χτύπησε το τραπέζι του στο φρούριο Βάκα, τάφηκε στο Κασταλόν. [17] [18]

Η σύζυγός του, κατά το Χρονικό του Χαλεπιού (Αλέππο), ήταν δισέγγονη από τον Βάρδα Φωκά του πρεσβύτερου και ανιψιά του Νικηφόρου Β΄ Φωκά. Είχε τέκνα: [19]


Ver el vídeo: Cilicia (Mayo 2022).